jueves, julio 14, 2011

Depredador 2

Depredador 2, Stephen Hopkins, Danny Glover, Gary Busey, Bill Paxton, María Conchita Alonso
De María Conchita Alonso a María Conchita Alonso y tiro porque me toca.
La verdad es que Depredador 2 es una película extrañísima. Pese al gran éxito que supuso la primera parte protagonizada por Schwarzenegger no explotaron la franquicia inmediatamente, y no fue hasta finales de 1990, después del éxito del cómic, que apareció esta secuela. Y decía que es extraña porque le dieron las riendas del proyecto (no olvidemos que es una producción bastante importante en cuanto a medios, presupuesto y expectativas) a Stephen Hopkins, un director que solamente tenía 2 películas a sus espaldas, la más reconocible Pesadilla en Elm Street 5.

Depredador 2, Stephen Hopkins, Danny Glover, Gary Busey, Bill Paxton, María Conchita Alonso
Y el reparto es cuanto menos bizarro, con un tufillo a serie B: Danny Glover en tareas de action hero, que lo más cercano había estado en producciones de tiros y explosiones era Arma letal, donde era más recordado por ser el policía casado, familiar y poco dado a los excesos.
También teníamos a la mentada María Conchita Alonso, que sería su última gran producción en Hollywood; Rubén Blades, cantante, actor y político panameño; Bill Paxton, uno de los fetiches de James Cameron; Gary Busey, haciendo el papel que tenían reservado para Arnie; y el gran Robert Davi en un minúsculo papel.

A todo eso hay que añadirle el doblaje en castellano, que es realmente extraño, con voces no muy habituales en las grandes producciones, pareciendo más que, como en las pelis de Kubrick, se buscaba una voz que se pareciese a la original que una voz que fuera bien con el personaje, porque el que dobla a Glover tiene la voz clavada.

Depredador 2, Stephen Hopkins, Danny Glover, Gary Busey, Bill Paxton, María Conchita Alonso

Lo lógico es que en esta secuela nos encontráramos una fotocopia de la anterior. Es más, la idea original era que un depredador, que era hermano del de la primera (sic), llegaba a la jungla donde había pasado todo, encontraba un brazo del que murió y se dedicaba a buscar al culpable, en este caso a Arnold.

Pero una vez que Schwarzenegger declinó aparecer en la secuela en favor de protagonizar Terminator 2, el guión acabó mutando y Danny Glover terminó siendo el protagonista absoluto. Lamentablemente para él acabó siendo el blanco de las críticas por su condición de ser un actor demasiado alejado de los roles heroicos, cosa que a mí me encanta, ya que le da ese toque de vulnerabilidad (por mucho que lo metieran en el gimnasio) que nunca podrá tener Arnold. Aunque eso sí, nadie se traga que Glover, que se pasa todo el metraje con los pantalones por los sobacos (Pepe Navarro style), se cargue al depredador en la lucha final.

Depredador 2, Stephen Hopkins, Danny Glover, Gary Busey, Bill Paxton, María Conchita Alonso
Y es que pese a que me gusta mucho la película de McTiernan, esta segunda me parece superior. No escatima en violencia (y eso que se recortaron 20 minutos para poder conseguir una calificación de no recomendada a menores), el cambiar la jungla por una jungla de cemento y asfalto como es Los Ángeles me parece un gran acierto. Al igual que el ambientarla en un presunto futuro 1997 (con lo que no tenemos que tragarnos un futurismo de cartón piedra) donde hace un calor sofocante (los personajes siempre están sudando) y la ciudad está sitiada de guerrillas callejeras.

Depredador 2, Stephen Hopkins, Danny Glover, Gary Busey, Bill Paxton, María Conchita Alonso
Depredador 2, pese a lo que nos pudiera parecer, no fue en absoluto un fracaso, recaudó el doble de su presupuesto, pero lo que sí es cierto es que se quedó muy lejos de las cifras de su antecesora y de las expectativas de la Fox. Es por eso que la franquicia cinematográfica quedó congelada, mientras que siguió su andadura en cómics, videojuegos, etc. Tuvimos que esperar hasta mediados de la pasada década para volver a ver a la criatura ideada por Stan Winston en acción con Aliens vs Predator. Para poder verlo en solitario tuvimos que esperar al pasado año con la insípida Predators de Nimród Antal. Y es una lástima porque una de las ideas de los guionistas era meter, como se deja entrever al final de Depredador 2, al depredador en el siglo XVIII entre piratas y bucaneros.

1 comentario:

alcorze dijo...

A mí me gustó esta secuela. La escena de los jamaicanos aún me provoca una sonrisa jejeje