miércoles, enero 05, 2011

Capitán América

Capitán América, Albert Pyun, captain america, 21 century

Como ya comenté en su día, la Cannon, esa productora que vivió sus días de gloria en los 80, se había ido al traste por culpa de la pobre acogida que tuvieron sus producciones más ambiciosas: Lifeforce, Masters del universo y Supermán 4.

Uno de los hombres fuertes de la productora, Menahem Golan decidió dejarla y meterse de lleno con la 21 Century Film, que realmente ya existía desde principios de los 70 y que, aún produciendo algún film, se dedicaba a la distribución. Ella distribuyó en los USA bastantes películas italianas y chinas: El pájaro de las plumas de cristal, Los supergualdaspaldas o Manhattan baby, entre muchas otras.

Fue con la entrada de Golan que la 21 Century Film volvió a meterse de lleno en la producción, con algunos títulos, cuanto menos, llamativos: El fantasma de la ópera (versión Robert Englund), La noche de los muertos vivientes (el remake de Tom Savini) o Lambada, el baile prohibido (¿alguién se acuerda de esto?).

Y es en este preciso momento cuando entra el capitán América. La jugada de Menahem Golan era clara, repetir el éxito que había tenido el Batman de Tim Burton en el verano americano del 89. Capitán América tenía que tener un estreno por todo lo alto en verano del 90 aprovechando los 50 años del nacimiento del personaje del cómic.


Capitán América, Albert Pyun, captain america, 21 centuryCartel del estreno en cines en el 79

Hay que decir que el personaje creado por Simon y Kirby ya había tenido su encarnación en el celuloide. La primera vez fue interpretado por Dick Purcell a mediados de los 40 en un serial de 15 episodios que apenas llegaban al cuarto de hora producidos por la Republic Pictures.
Tuvieron que pasar más de 30 años para que el capitán América volviera a la pantalla, concretamente en 1978, en un telefilm que la Universal produjo para la cadena CBS, que también se encargó de emitir las series de Spiderman y Hulk. Este telefilm fue dirigido por Rod Holcomb (especialista en telefilms y teleseries) y protagonizado por Red Brown (Strike Commando).
Un año después se rodó una segunda parte titulada Captain America II: Death Too Soon, que aquí se proyectó en cine bajo el título de Captain América. En la secuela repetía Red Brown como protagonista y como villano Christopher Lee hacía de un terrorista latino; y en la dirección estaba Ivan Nagy (otro habitual de telefilms y series).

Capitán América, Albert Pyun, captain america, 21 century
Volvamos con la película de la 21 Century.
Lo que hizo Golan fue buscar la mayor cantidad de dinero posible asociándose con otras productoras: Marvel Enterprises, que la única experiencia que tenía eran aquellas series (des)animadas bochornosas de sus personajes en los 60, y Jadran Film, productora croata que en aquella época era una de las compañías más fuertes de Europa central especializada en coproduciones (varias de ellas ganadoras de Oscar).

Capitán América, Albert Pyun, captain america, 21 century
Así lo que tenía que ser una producción de cierta envergadura (se hablaba de más de 10 millones de la época) acabó por no conseguir el dinero suficiente para ser la gran superproducción esperada y se acabó contando con un equipo de segunda fila.
En la dirección un clásico de la Cannon, Albert Pyun. Aunque en un principio Dolph Lundgren tenía todas las papeletas para interpretar al capitán América acabó declinando el papel ya que estaba rodando otra adaptación Marvel, The Punisher, para acabar interpretado por una especie de Herman Monster con flequillo, Matt Salinger, que quien lo iba a decir es el hijo de J. D. Salinger.
El malo de la función no podía ser otro que Cráneo Rojo, que acabó en manos de otro desconocido, Scott Paulin.
Y para el resto del reparto se podía encontrar alguna cara conocida: Francesca Neri, Ned Beatty (que apenas sale 15 minutos) y Ronny Cox (el malo de Robocop y Desafío total).
Entre la falta de presupuesto, un reparto bastante desangelado y que la mayoría de la película se rodó en Yugoslavia nadie podía esperar nada bueno.
Por eso el gran estreno que tenía previsto en verano del 90 se fue post poniendo hasta que en verano del 92 apareció directamente en vídeo (aquí de la mano de la terrible Record Vision).

Capitán América, Albert Pyun, captain america, 21 century
Capitán América
realmente no es tan mala como pueda parecer. Este Capitán América sigue bastante fielmente la historia del cómic (salvando algunos cambios) y el traje de látex no está mal del todo (fue fabricado por la misma empresa que hicieron el traje del primer Batman de Michael Keaton) salvando las orejitas de plástico. Incluso los primeros minutos, cuando pasan en la base de Cráneo Rojo pintan bastante bien, no a un nivel de superproducción pero sí de telefilm de lujo (para la época). Pero esas buenas sensaciones se van desvaneciendo mientras pasa el metraje y vemos como los medios van disminuyendo, evidente caso de que el presupuesto se les agotó rápidamente.

O por tocar otro tema, la banda sonora. Terrible! De lo peor que he escuchado en una película por muy zetosa que fuera. Todo lleno de sintetizadores de videojuego rancio.

Bueeeno, es malilla, pero una vez sepamos lo que vamos a ver (una serie B) la película se deja visionar e incluso asistimos atónitos a escenas con un montaje muy trepidante con varios planos por segundo. Es en este punto cuando nos damos cuenta que algo ha pasado durante el montaje, porque es extraño ver escenas tan bien resueltas y otros fragmentos tan mal hechos donde no paran de verse los micros colgando por encima de los actores o sombras de grúas.
No es de extrañar que Steve Tolkin, el guionista, acusó a Golan de todo el desastre, ya que el primer montaje del film duraba cerca de 4 horas y el productor se encargó de la edición final dando tijeretazo a cualquier secuencia sin reparar que los cortes afectaban a la trama. Por ejemplo, nos quedamos sin ver una lucha en un circo romano entre el capitán América y unos gladiadores enviados por Cráneo Rojo, persecuciones acuáticas o la parte donde el protagonista intenta entender la mentalidad de los años 90.


No hay comentarios: