miércoles, abril 30, 2008

Dick Tracy

Dick Tracy, warren beatty, madonna, al pacino
A principios de los 80 la United Artist quiso hacer una película del personaje de Chester Gould, Dick Tracy evidentemente, que ya había sido llevado a seriales o aquella fantástica serie de animación de la UPA (era cojonuda, ya hablaré de ella en su momento).
Pero después de irse a la bancarrota, gracias a Cimino, el proyecto pasó a la Paramount que en aquella época tenía en nómina a un tal Steven Spielberg, pero éste pasó del proyecto. Como la mayor veía que la cosa iba a costar mucha pasta se asoció con Paramount para compartir gastos. Entonces se contrató a John Landis para dirigir la peli, que a su vez contactó con Clint Eastwood para que hiciera de Dick Tracy. Eastwood no aceptó y durante el tiempo de creación del guión a Landis le dio tiempo hacer su skeetch de Twilight Zone, pero la cantidad de problemas que se le vinieron encima después de la muerte de Vic Morrow durante el rodaje hicieron salir al director del proyecto de Dick Tracy. Entonces los nuevos en entrar en escena fueron Walter Hill en la dirección y Joel Silver en la producción. Ahí comenzaron los contactos con Warren Beatty para que protagonizara la peli. Ya ubicados en el 84, la Paramount decide dejar fuera a Hill y contratar a otro director, en este caso fue Richard Benjamin. Beatty continuaba siendo la primera opción para encabezar el reparto, pero las altas pretensiones económicas de éste hicieron que no le contrataran. Durante este tiempo muchos fueron los actores que estuvieron propuestos para hacer del policía de gabardina amarilla. Harrison Ford, Tom Selleck, Mel Gibson, De Niro o Richard Gere entre otros.

Dick Tracy, warren beatty, madonna, al pacinoPero el tiempo pasó y a Paramount y a Universal se les pasó el arroz y perdieron los derechos del cómic al caducarse estos. Beatty, que era muy fan del personaje, raudo y veloz los compró y presentó el proyecto de la película a Disney donde dejó muy claro que él quería ser director, protagonista y productor del film. Y aunque la Disney no lo tenía muy claro acabó aceptando.

Una de las cosas que tenía claras Beatty era que quería hacerla lo más parecida al cómic, de ahí que contratara a alguien de tanto renombre en la fotografía cinematográfica como Vittorio Storaro.
Aparte se encargó de reunir un elenco realmente impresionante: Paul Sorvino, Al Pacino, Dustin Hoffman, Dick Van Dyke, Catherine O'Hara, Henry Silva, James Caan... aunque practicamente estaban irreconocibles bajo el cojonudo maquillaje de John Cagilone Jr. y Doug Drexler que ganaron el Oscar por este trabajo.

Dick Tracy, warren beatty, madonna, al pacinoDespués la chica de la peli fue Madonna, que por aquella época estaba enrollada con Beatty, elemento que aprovecharon para publicitar el film. Y es que al estrenarse en verano del 90, un año después de Batman decidieron intentar repetir la campaña de marketing de la peli de Burton. Sacaron mogollón de muñecos, camisetas, reloj con intercomunicadores, y juegos mediocres, por no decir malos, de la mano de Bandai para Nintendos, Gameboys, Megadrives y yo que se cuantas máquinas más. Esta no fue la única referencia a Batman, ya que también se contrató a Danny Elfman para poner la música a la peli de Beatty.

Dick Tracy, warren beatty, madonna, al pacino
Dick Tracy, warren beatty, madonna, al pacino
El film, que costó algo más de 50 millones de dólares, fue un gran éxito en USA, donde se embolsó más de 160 millones, en el resto del mundo no tuvo tanto éxito, recaudó 100 millones más, seguramente porque no era un personaje que tuviera tanta fama fuera de sus fronteras. O sea, que contra todo pronóstico la peli salió adelante bastante bien, cosa rara porque está más que demostrado que los superhéroes retos (ya sé que Dick Tracy no pertenece al género pero ya nos entendemos) no interesan (The Shadow, The phantom, Rocketeer...)

La peli, no nos engañemos, es un rollete, muy aburrida, quizá por su ingenuidad, que al fin y al cabo era necesaria para poder trasladar el Dick Tracy del cómic a la gran pantalla. Además el hecho de los numeritos musicales de Madonna, necesarios para vender cuantas más bandas sonoras mejor, no ayudan mucho limitando aún más su ritmo.

Dick Tracy, warren beatty, madonna, al pacinoEso sí, visualmente es espectacular, pese a que se noten los fondos pintados o las maquetas es una pasada lo que se llegó a conseguir (cosa que hoy en día se hubiera tirado de digital por un tubo), toda una estética de cómic pero sin llegar al cutrismo de cosas como las pelis de Tintín o, tirando de producto autóctono, Las aventuras de Zipi y Zape, que si bien los personajes y vestuario eran calcados a los de su respectivos cómics parecían disfraces carnavalescos de la más baja estopa.
Beatty está francamente bien, le falta esa nariz aguileña (que en su momento se hicieron pruebas de maquillaje pero se descartaron) pero encaja bien en el papel, pero sin duda la palma se la llevan los malos, especialmente Pacino, que está salidísimo como siempre pero en este caso le viene bien al personaje con toda esa capa de maquillaje y prótesis.
Por contra Madonna está ahí por estar. Pero, ¿desde cuando Madonna ha sido actriz? No le pidamos peras al olmo.

Dick Tracy, warren beatty, madonna, al pacino
Al funcionar tan bien en taquilla se habló de una secuela, pero Tribune Media Services, la editorial que tenía los derechos para el cómic se metió por en medio exigiendo los derechos y hasta hace apenas un par de años las disputas judiciales han continuando privándonos de la segunda parte.

lunes, abril 28, 2008

La puerta mágica

la puerta mágica, chuck jones, Butch PatrickEsta peli la veía cuando era chinorri; no era de las que más me gustase pero tampoco me daba excesivo asco. Sobre todo me llamaba la atención los primeros minutos que sucedían en imagen real y pasaban a dibujos animados. Para entender esto mejor explicar un poquito el argumento:
Un chavalín llamado Milo (Butch Patrick) es un amargado de la vida, en el colegio se aburre, pasa de ir a jugar con los amiguitos por la tarde, se va a su casa a mirar el techo... vamos que le das una gillette y se corta las venas. Un día en su casa por arte de magia aparece una caja de regalo muy grande a su nombre. Así que la abre y la caja se transforma en una de estas casetas fronterizas y aparece un pequeño descapotable. Así que el chaval se monta en él y pasa a través de la caseta. En ese momento, en el que el prota va a otro mundo la peli pasa a ser en dibujos animados. En ese otro mundo irá por diferentes reinos conociendo a personajes muy extraños, la mayoría con pinta de chiflados y puestos hasta las cejas de vete a saber tú qué. La verdad es que todos recuerdan mucho al sombrerero loco de Alicia, bueno es más, toda la película parece una nueva versión de Alicia pasada por el filtro Dr. Seuss. Comparación para nada gratuita, ya que el director de esta peli es Chuck Jones, que aparte de recordarle por sus cortos de la Warner y de Tom y Jerry dirigió la versión animada de Como el Grinch robó las navidades, que al igual que la que estoy comentando se hizo bajo el amparo de la Metro con el departamento de animación que creó Jones, MGM Animation/Visual Arts y que en el año 70, justo después del estreno de La puerta mágica, cerró sus puertas ya que la peli, después de 2 años de producción, no acabó de funcionar.

la puerta mágica, chuck jones, Butch Patrick
Aparte de Chuck Jones, Abe Levitow y Dave Monahan también estuvieron en la dirección, este último se encargó de las escenas con actores reales.
La peli, que aparte de su título original The Phantom Tollbooth , ha tenido diferentes nombres como La caseta mágica, El armario mágico, La caja mágica o La caseta fantasma, está basada en un libro de Norton Juster, autor a la sombra de Seuss.



Y en definitiva, peli para nostálgicos con mucha moralina final de vive la vida y chorradas por el estilo, con animación correcta aún y para la época y con canciones que joden bastante porque no están dobladas y a veces tienen su importancia para el desarrollo de la historia, aparte de que son flojísimas.


domingo, abril 27, 2008

Rez

Rez no es más que una revisión o remake del juego del mismo nombre aparecido en Dreamcast y Play2 que hace unos meses lo hizo para el Live de la 360 en alta definición.
Todo lo que hay que saber sobre el juego es tan escaso como las cuatro tristes líneas que le dedicaré. Un shooter on rail donde nos bastará la cruceta para direccionar nuestro personaje y un sólo botón para los disparos; y muy de vez en cuando un segundo botón para los disparos-misiles especiales. Ya está, no necesitamos más.
La gracia de este juego, aparte de su jugabilidad, es su música (al que no le guste la música electrónica que lo deje y se ponga a jugar al Columns mientras rapea coplas de Juanito Valderrama) la cual controlaremos en parte ya que dependiendo de nuestro disparo y del enemigo que derribemos harán sonar unas melodías u otras en lugar de las explosiones de toda la vida. Eso no quiere decir que tengamos que componer música, ni mucho menos, pero sí que dependiendo de los sonidos habrá una serie de cambios en los escenarios.
Combina Tron y Akira con jugabilidad a tope made in Mizuguchi y tienes este vicio.



La cosa se anima a partir del minuto 7 con la aparición de las guitarras.
Lástima que la calidad de imágen no le haga justícia

sábado, abril 26, 2008

Dellamorte Dellamore

Dellamorte Dellamore, mi novia es un zombie, michele soavi, Ruppert Everett, Anna Falchi
Aquí tenemos una de esas películas de semiculto (¿y cuantas van ya?) dirigida por Michele Soavi. Director que ha ido en in descrecendo. Aquarius (Deliria) es una obra maestra, un giallo retroalimentandose del sucedáneo del género por excelencia como es el slasher. El engendro del diablo es simplemente horrible y La secta se puede ver pero no pasa de ahí, curiosamente estas dos bajo el amparo de Argento, mientras que su opera prima (y obra maestra) estuvo producida por el no tan bien considerado Aristide Massaccesi, alias Joe D'Amato. A parte dejo Valley, que era un videoclip para Phenomena, o el documental Il Mondo dell'orrore di Dario Argento y todos los trabajos alimenticios que ha ido haciendo los últimos años para tv.

La cuestión es que en el 94 presentaba su cuarta película, Dellamorte Dellamore, o también conocida como Cemetery Man, Demons '95 (a La secta tambien se le llegó a poner Demons 3), Of Death, of Love o el espantoso título espanyol Mi novia es un zombie bajo un guión basado en un libro de Tiziano Sclavi que dos años antes otra de sus obras daría pie a Nero de Giancarlo Soldi con producción de... Claudio Argento (se cierra el circulo). Hay que decir que en esta Dellamorte Dellamore ya no hay rastro de Argentos en producción o guión.

Dellamorte Dellamore, mi novia es un zombie, michele soavi, Ruppert Everett, Anna Falchi

Hay mucha gente que cree que esta peli está basada en el cómic Dylan Dog, escrito por Tiziano Sclavi y dibujado por Claudio Villa, que narra la vida de Dylan Thomas (Sclavi siempre usaba este nombre para sus protagonistas antes de darles el definitivo, salvo que en esta ocasión sí se lo dejó) un investigador privado de lo paranormal que ejerce en Londres. Curiosamente el dibujo del prota tiene un gran parecido con Ruppert Everett y es que Villa se basó en él. Y esta es una de las cosas que da pie a la confusión (Everett es el prota de la peli que aquí comento) aparte de estar basada en una historia del propio Sclavi. Con lo que, repito, la peli no es una versión de este cómic. Entre otras cosas porque pese a que Soavi sí quería usar su historia no pudo conseguir los derechos y acabó haciendo un pastiche, cuanto menos, raro.

Dellamorte Dellamore, mi novia es un zombie, michele soavi, Ruppert Everett, Anna Falchi Sin un puto fotograma digital, esta muerte es la mejor
que se ha hecho en el cine

En la película nos encontramos a Francesco Dellamorte (Everett), el enterrador de un pueblecito italiano llamado Buffalora, y tiene como ayudante a Gnaghi (François Hadji-Lazaro) un personaje con muy pocas luces. La característica que diferencia su cementerio de cualquier otro es que en este los muertos resucitan a los siete días por unos hechos inexplicables, el único método que tiene Dellamorte de acabar con estos muertos vivientes es reventarles el cráneo (el sistema por excelencia de cualquier peli de zombies). Un día conocerá a una bella chica (Anna Falchi), que acaba de enterrar a su marido, de la que se enamorará, así que no se les ocurre nada mejor que hacer que darle al chumichusqui durante una noche en la tumba del marido de esta. Evidentemente el marido resucitará y le pegará un mordisquito a su ya exmujer convirtiéndola en un zombi.

Dellamorte Dellamore, mi novia es un zombie, michele soavi, Ruppert Everett, Anna FalchiTetazas!!

La peli es muy aburrida, eso para empezar, detalle que mata cualquier peli; sobre todo porque llega un momento que Soavi ya no sabe por donde tirar o que coño quiere contarnos. Así que durante todo su metraje nos tendremos que conformar con su estética, muy conseguida y con un aspecto de cómic europeo fabuloso y los cojonudos maquillajes de Sergio Stivaletti. Por lo demás nos encontramos con una historia terriblemente confusa, con una música new age que parece intentar acercarse a la que hizo Simon Boswell en Aquarius o si me apuras a las bandas sonoras de Keith Emerson, que estaban bien en los 80 pero ya entrados los 90 queda rancia y desfasada.
Aparte de todo esto tenemos un poderoso tufo a la horrible e infecta Brain dead, con lo que ya lo tenemos perdido. No pierdan el tiempo amiguitos.
 
Dellamorte Dellamore, mi novia es un zombie, michele soavi, Ruppert Everett, Anna FalchiGratuitamente rara

Por último decir que hace unos meses leí en algún sitio que se estaba preparando una versión (ya no apócrifa) de Dylan Dog bajo el título de Death Night con Brando Routh como prota y tras la cámara David R. Ellis. Ja veure'm que pasa.

Dellamorte Dellamore, mi novia es un zombie, michele soavi, Ruppert Everett, Anna Falchi¿He dicho que la muerte es lo mejor de la peli?

viernes, abril 25, 2008

La porta sul buio (y IV)

La porta sul buio, dario argento, giallo
LA BAMBOLA
Cuarto y último episodio de esta serie italiana apadrinada por Argento.
Aquí nos encontramos la historia de un enfermo mental que se escapa de un centro psiquiátrico y se dedicará hacer de las suyas por la ciudad. Paralelamente el consiguiente inspector de policía junto con unos de los médicos seguirá la investigación para dar caza al psicópata.

Dirigido por Mario Foglietti, que aparte de estar metido en el guión de Quattro mosche di velluto grigio nunca hizo nada destacable salvo un par de tonterías en tv, con muchos elementos del giallo, como esas escenas en cámara subjetiva, asesinatos de mujeres (para nada truculentos), zooms imposibles y desenfocados y música jazz que no pega ni con cola. Pese a todo Argento estuvo bastante al margen de éste, ya que ni puso mano en el guión ni nada quizá porque ya estuviese metido en su extraña Le Cinque giornate.

Posiblemente el episodio más flojo, que pese a todo intenta ser rompedor en su final pero que fracasa por un detalle tan tonto como que el propio Argento, en su monólogo a forma de prólogo, ya nos deja caer que nada es lo que parece en esta historia, con lo que ya nos dedicamos a buscarle la vuelta a todo lo evidente.
Volvemos a las andadas con el ya casi imprescindible figura del inspector de policía que aquí pasa desapercibido y que está más en el lado cómico pero su total falta de carisma y protagonismo hace que ni nos interese.

Poca cosa más que decir de este flojo episodio con tintes de psicología barata más propias de De Palma o, incluso, Hitchcock que no tiene nada de chicha pero de alguna manera había que terminar con La porta sul buio.

jueves, abril 24, 2008

miércoles, abril 23, 2008

Clásicos Keaton: Beetlejuice

Beetlejuice, bitelchús, michael keaton, tim burton 
Corría el año 87 cuando Tim Burton intentaba encontrar un guión que le atrayese y poder hacer su segundo largo. Un año antes había tenido cierto éxito con La gran aventura de Pee-Wee, película que consiguió por enchufe de Shelley Duvall (todo el mundo sabe que se acostaba con Burton), así que lo único que le llegaban eran guiones de pelis chuscas como Un caballo en la bolsa.

Hay que decir que por aquella época ya le habían ofrecido dirigir Batman pero los de la Warner no estaban muy seguros de darle el proyecto y mientras tanto lo tenían entretenido trabajando el guión junto con Sam Hamm.

Beetlejuice, bitelchús, michael keaton, tim burton
Hasta que un buen día apareció David Geffen, que era un tío con mucha pasta procedente de la industria musical y que se había metido a productor, le pasó un guión de Michael McDowell, que había escrito el guión de un episodio de una nueva tanda de episodios de La hora de Alfred Hitchcock en los 80 titulado El jarrón y que había dirigido Burton. El guión, evidentemente era el de Beetlejuice (o Bitelchús para los de la península) y le gustó mucho a Burton, así que empezaron a trabajar en él ya que pensaban que necesitaba algún arreglillo. Lo primero que hizo Burton fue pedir a Sammy Davis Jr. para el papel de Beetlejuice y es que Burton era un fan y un gran imitador del chaparraete cantante/actor, pero Geffen pusó un poco de cordura en el asunto y sugirió el nombre de Michael Keaton; Burton no lo conocía ni había visto nada de él pero le pareció bien la idea. Luego fueron contratando a los demás actores, con la única que tuvieron problemas fue con Winona Ryder, ya que se pensaba que la peli era en plan El exorcista hasta que le hicieron ver que se trataba de una comedia.

Beetlejuice, bitelchús, michael keaton, tim burton
Con un presupuesto de unos 13 millones de dólares (normalito para la época) Burton ya pudó hacer más cosas que en su anterior peli. Quiso contratar a Anton Furst (que luego haría el diseño de Batman por el que le dieron un Oscar) pero estaba metido en otro proyecto y al final el diseño de producción acabó siendo de Bo Welch (Batman Returns, Hombre de negro...).

Un millón de dolares se gastó exclusivamente en el los efectos, todos ellos bastante artesanales ya fuesen stop motion, maquetas, blue screen, maquillaje...

Beetlejuice, bitelchús, michael keaton, tim burton
La peli, como el propio director se encargó de decir, no tenía mucho argumento, era más bien un cúmulo de situaciones encadenadas donde un matrimonio muere y vuelven a su casa como fantasmas, al haber nuevos inquilinos en ésta, querrán echarlos y para ello pedirán ayuda a un fantasma bastante chungo.

Una anécdota personal es que la primera vez que la vi (allá por el año 90), después de haber visto Batman, lo hice sin ver los títulos de crédito, con lo que no sabía quienes era los actores, y en una escena, concretamente en la que Bitelchús hace todo el paripe del currículum, hace un gesto con la lengua y me dije "pero si es lo que hace Michael Keaton!", rebobiné para ver los créditos y ahí estaba. Que cosas!

Beetlejuice, bitelchús, michael keaton, tim burton
En el guión original no se explicaba que pasaba al final con Beettlejuice pero pese a sólo aparecer 17 minutos en pantalla el personaje interpretado por Keaton tuvo tanto éxito entre los pases previos que decidieron rodar un final para él. Uno era el que apareció en la peli, el de la cabeza reducida, y otro, que nunca se vio, en el que aparecía el barbero viejo que sale al principio de la peli cortándole el pelo al bio-exorcista mientras le contaba batallitas, éste, harto de sus historietas, se le caía la cabeza.

Beetlejuice, bitelchús, michael keaton, tim burton
Final alternativo

Otro detalle molón era la sala de espera donde hay diferentes personajes de los que podemos intuir su muerte por su aspecto. Aunque hubieron algunos casos que se quedaron en el guión, por ejemplo una cabina telefónica con 200 personas dentro, todos aplastados mientras el teléfono sonaba, un científico al que le había explotado la cabeza o un hombre disfrazado de Godzilla con un avión de juguete atravesándole la cabeza. 


Beetlejuice, bitelchús, michael keaton, tim burton

La peli tuvo mucho éxito, tanto que le sirvió a Burton para que la Warner le dejase hace Batman. Aparte de eso tuvo una serie de dibujos que duró 2 años. Si bien se pasaban por el forro todo el argumento de la peli, creó un mundo propio mezclando sueños y realidades alternativas con muchos chistes y juegos de palabras que se perdieron en el doblaje sudamericano. Aparte también hubo un juego para la Nes y Gameboy, un plataformas muuuyy justito, y una versión Pc tampoco nada destacable.


Y nunca está de más leer un anexo con la versión más hard de Beetlejuice.


No es que me gusten pero aquí no molestan en exceso

lunes, abril 21, 2008

Los videogames de Batman Returns

Para continuar y acabar el repasito a los juegos de las dos pelis de Batman, sigo por los que se hicieron de la peli de 1992. Hay que decir que, desde los juegos del 89 hasta estos, Sunsoft aprovechó que aún tenía los derechos del personaje y se sacó de la manga en 1991 un Return of the Jocker para la Nes y GameBoy, juegos con unos muy buenos gráficos (incluso el de GameBoy) y muy bien considerados.

batman returns, videogame, sega, atari, lynx, nintendo, supernintendobatman returns, videogame, sega, atari, lynx, nintendo, supernintendo
Megadrive: la propia Sega fue la encargada del desarrollo de la franquicia para sus consolas. Esta versión era muy plataformera con elementos de acción e ir dando cates a los malos. Pero en general se saltaban a la torera toda la peli, por ejemplo, aquí Batman es bastante azulado y tira más al aspecto del cómic. Igual que la música que se parece más a cualquier banda sonora de Goblin para Argento que a alguna nota de Elfman. Aún y así lo puntuaban muy bien en la Hobby, cosa que nunca entendí.
Luego estaba la versión Mega CD, que, como la mayoría de sus juegos, era una conversión de Megadrive pero con presentación más curradas y audio en calidad CD en lugar de MIDI. Lo mejor, sin duda, las fases del batmobile.

batman returns, videogame, sega, atari, lynx, nintendo, supernintendo
Master system y Game Gear: Practicamente juegos calcados, pues la portátil de Sega no era más que una Master system reducida. Desde luego no pasaron a la historia ni por sus gráficos ni por nada de nada, esta versión era un plataformas limitadísimo para los pobres de la época.

batman returns, videogame, sega, atari, lynx, nintendo, supernintendo
Lynx: Este mega tocho de consola portátil se adelantó a su tiempo, ¿una portátil de 16 bits en 1989 y que sus pilas apenas duraban 6 horas? ¡Por favor! La Lynx de Atari era un pepino de consola, ninguna portátil la superó hasta que llegó, 10 años después, la Game Boy advanced, y Batman Returns era su juego estrella, en cuanto al apartado técnico. Porque si tenía una buena música y los mejores gráficos de la máquina, la jugabilidad era otra cosa. El juego era jodido de cojones, eso en las primeras pantallas, luego ni te cuento, a eso hay que añadirle que sólo contábamos con una puta vida, ni un miserable continue y olvidáos de passwords. Por suerte hay truquitos de aquellos de antaño que tenías que hacer una combianción imposible de teclas y puedes hacer el modo Dios. Ah!, lo programó la mismísima Atari.


batman returns, videogame, sega, atari, lynx, nintendo, supernintendo 
Amiga: No lllegué a jugar a esta versión pero viendo las fotos tiene una pinta horrible, con unos gráficos bastante penosos aún y en la época en la que lo distribuyó Konami. Y ahí quería yo llegar, si en los juegos de la anterior peli los derechos se los repartieron Ocean y Sunsoft aquí fue la gran Konami la que hizo los juegos salvo para las consolas de Sega y la Lynx de Atari como hemos visto antes. Aunque esta versión de Amiga la programación corrió a cargo de Gametek (todavía tengo pesadillas con el juego de Gladiadores americanos que hizo para Super Nintendo).

batman returns, videogame, sega, atari, lynx, nintendo, supernintendo
Pc:
Si en su momento la versión para Turbografx era el patito feo para la franquicia del Batman del 89, en la de Batman Returns es esta versión bizarrísima para Pc. Si bien el juego los distribuyó Konami no debía tener muchas ganas de programarlo o estaba muy atareada con las otras converiones y se lo encasquetó a Gametek. Supongo que como uno de los géneros que tenían mucho tirón en los ordenadores eran las aventuras gráficas decidieron tirar por ahí. Y es que esta versión es una aventura de ir investigando, coger objetos y buscarles alguna utilidad. Los gráficos eran muy raros, los escenarios eran bonicos y recreaban muchos detalles de la peli, encima estaban coloreados con unos tonos pastel muy chulos pero por contra estaban totalmente vacíos, ir por Gotham era como ir por un pueblo fantasma y, de repente (un extraño), te salía un malo y había una pelea en plan Street fighter pero en versión cachumba con movimientos capturados a lo Mortal Kombat. Y la música ya era otra historia, mala de cojones, ni beneficio de la duda le damos, directamente a la horca.
En la época la broma eran 9 diskettes y había que tener un pequeño pepino de Pc para conseguir hacer rular esta caspa.

batman returns, videogame, sega, atari, lynx, nintendo, supernintendo
Nes:
Esta era un intento de seguir el estilo del juego en SuperNintendo (que luego veremos) pero con unos gráficos y música tercermundistas. Y encima era difícil, tocate los webs. Además tenía una fase en el batmobile y otra en el Batskiboat, cosa muy rara ya que es en el único juego en el que se podía jugar con ese vehículo. Apuntar que no llegó a salir nunca en Espanya.

batman returns, videogame, sega, atari, lynx, nintendo, supernintendoSuperNintendo: Sin lugar a dudas la mejor versión, y uno de los mejores juegos del cerebro de la bestia. Aquí los amigos de Konami dejaron de lado las plataformas e hicieron un Final Fight con toda la peli de Burton de trasfondo. Los escenarios calcadísimos a los de la peli, la música impresionante, siguiendo nota a nota la que hizo Danny Elfman. Y encima el juego era divertidísimo y con 3 niveles de dificultad para todos los gustos. Otro detalle era que al comenzar y acabar cada fase había fotos de la peli y según el nivel de dificultad en el que jugaras, al acabártelo, las fotos del final eran diferentes. Probablemente el mejor detalle era una referencia a la peli, es aquella en la que un payaso tiene atrapada a Michelle Pfeiffer y Batman dispara con el gancho a la pared, tira de él y se lleva media pared atizando al malo. Pues esto mismo podemos hacer ante el primer enemigo final, que es ese payaso, no es imprescindible hacerlo pero es un detallazo a la par que le quitábamos un buen cachito de la barra de vida. Por contra hay que ser honestos y decir que la fase del batmobile no era especialmente buena, pero lo pasamos porque el resto es un juegazo con mayúsculas.


Y para acabr la última fase de la versión SuperNes, atención a la última escena del vídeo

sábado, abril 19, 2008

El juego de las audiencias

El juego de las audiencias, danny devitoVic De Salvo (DeVito) es un vividor que apenas pega golpe gracias a un negocio que lleva su hermano, pero su gran sueño es triunfar en la tv, es por eso que se dedica a llevar guiones de series por todas las cadenas, pero el tío es tan malo que en ninguna se los aceptan.
Paralelamente la cadena de tv MBC no consigue hacer un solo programa con un mínimo de éxito, así que su presidente, Parker Braithwaite (Gerrit Graham) para poder salvar el culo decide utilizar de cabeza de turco a uno de los ejecutivos y lo despide.

Poco después De Salvo se cuela en el despacho de este ejecutivo despedido y le presenta uno de sus guiones, como a este le quedan dos días en la empresa y es consciente que el guión que tiene entre manos es una auténtica mierda lo compra para así poder vengarse de la MBC.
Así que nuestro protagonista está más feliz que unas pascuas al haber vendido su guión y monta una fiesta invitando a todos los productores y actores conocidos del mundillo, evidentemente no se presenta ni dios, sólo una mujer llamada Francine Kester (Rhea Perlman).
Francine trabaja en Computron, que es la empresa que se dedica a controlar los audímetros que hay repartidos por algunas casas, es decir, que son los que miden las audiencias.
Francine y De Salvo se hacen muy amiguitos pero este último se lleva una gran decepción porque su episodio piloto de emitirá en un horario malísimo, ya que tiene como rival a las series mundiales de béisbol, maniobra de programación del director de la cadena ya que sabe que el piloto es una mierda.
Francine, como le ve tan deprimido, le explica que sólo con que 100 televisores, los que tienen el audímetro, sintonicen su programa conseguirá ser líder de audiencia. Así que De Salvo consigue de extranquis la lista de 100 familias que tienen el aparato y les monta un crucero, y meterá a sus secuaces en las viviendas de estos para que vean su programa convirtiéndolo en el éxito del año.

El juego de las audiencias, danny devito
Esta peli del año 84, también llamada The Mogul, se puede considerar la primera de De Vito, aunque ya había dirigido algún episodio de su famosa serie Taxi, y es que este El juego de las audiencias es realmente un telefilm. Y como en el resto de su filmografía tiene un humor muy negro, aunque no tanto como sus obras venideras pero ya apuntaba por donde iría su estilo. Aquí es una crítica cinísima al mundo de la tv y la gente que lo rodea, ya sean sus directivos que lo único que quieren es conseguir el éxito a cualquier precio o sus actores, donde sólo les mueve el ego; y es que todos quedan retratados a la altura del betún
Un apartado aparte son los anuncios que aparecen en el telefilm de series que emite la MBC todos rodados de una forma paródica a más no poder: series como Cuerpos calientes, donde monitoras del aeróbic trabajan por las noches para la CIA, Dominado por ellas, donde un tío no puede alistarse en el ejercito por inepto se trasviste y lo hace en el ejercito femenino, La patrulla del alba, un drama protagonizado por tres basureros o en una de las galas del canal donde el presentador es un niño que parece salido de Webster pero insufrible a la máxima potencia.

El juego de las audiencias, danny devito
El telefilm tiene un montón de caras conocidas, desde el cameo de Jerry Seinfeld, hasta, el que luego sería su compañero en su famosa serie, Michael Richards, pasando por dos caras del universo Dante como Kevin McCarthy y Mark L. Taylor; otras caras conocidas son Joe Santos, Carl Wheeny, Vincent Schiavelli, Daniel Stern o George Wendt.
Un detalle que es una chorradilla pero que me ha gustado un montón es cuando aparece el edificio de la MBC, que es un dibujo y se nota un huevo pero que le da un toque chulísimo.
Si hay algo malo es que es eso un telefilm, con lo que su factura técnica es planísima, a eso hay que añadirle un De Vito novato. Pero que se compensa con una historia muy divertida, que cae a lo baboso y predecible en su último cuarto de hora, y unos diálogos muy inteligentes y lleno de réplicas.


Algunos anuncios de las series de De Salvo

viernes, abril 18, 2008

Encuentros con el cartero

lynx, atari, dirty larry Llegada desde Reino Unido



lynx, atari, dirty larryUn poli corrupto, putas, yonkis... ya no se hacen juegos como los de antes

jueves, abril 17, 2008

La porta sul buio (III)

Testimone oculare

Una noche Roberta conduce su coche dirección a su casa. Justo en una curva se le planta delante una chica rubia, consigue frenar a tiempo pero la rubia se desploma. Roberta baja a ver que le ha pasado descubriendo que la chica tiene sangre en la espalda y está muerta. De entre los arbustos aparece una figura con sombrero y gabardina empuñando una pistola, Roberta sale corriendo hacia el hostal más cercano para llamar a la policía. Cuando estos llegan no encuentran ni al cadáver de la rubia ni una sola gota de sangre, así que creen que Roberta se lo ha inventado. Ésta comenzará a recibir extrañas llamadas, con lo que ya no sabrán si ha existido el crimen de la chica rubia o todo es producto de la imaginación de Roberta.

La porta sul buio, dario argento, giallo
Al igual que el anterior capítulo este también lo firma Argento con seudónimo, esta vez con el de Roberto Pariante, y escrito a dos manos, el propio Argento y Luigi Cozzi.

Si bien el episodio empieza muy bien, incluso apunta maneras hacia el giallo clásico con ese asesino con guantes negros, la cosa se desarrolla hacia cuotas mucho más previsibles. Eso sí, se nota que Argento experimentó muchísimo en el montaje, con esos encuadres más propios del cine (incluso no tanto para la época) que de la tv, mucho cambio de planos con insertos de flashbacks vertiginosos (cosa normal hoy, como ya no se monta si no que se edita...) deja la música y se carga los diálogos, le da por meter algún guiño a lo London pop... mucho jugo le sacó al experimento, descuidando la trama y es que algún peaje tendría que pagar.
Argento insiste en la figura del comisario de policía, pero si en anterior episodio tenía una aire mucho más picaresco y divertido, o sea italiano, aquí lo dibuja más a lo cine negro americano, su gabardina, sus cigarros, tipo serio...
Además que se permite el lujazo de una especie de prólogo (como en los 4 episodios) muy divertido, con un humor negrísimo, donde aparece él, haciendo de él, entrevistando a un comisario para sacar información para su obra. Cine dentro del cine... o cine fuera del cine.

miércoles, abril 16, 2008

Carnaval en Gotham City

Yo ya no tengo edad para ir disfrazándome pero me gusta mirar en los catálogos de juguetes una sección que cuando yo era pequeñajo ni existía, la sección de disfraces. Y no hay ni una sola vez que al ver los espantos perpetrados no me diga un "¿en que mierda de país me ha tocado vivir?"
Disfraces de superhéroes que no sabes si son chandals o pijamas, que ni se molestan en meterles una máscara y colocan una careta de plástico chungo con su gomita elástica en el cogote, eso cuando no cogen a un Spiderman y le abren toda la parte de la boca a la máscara para que el niño no se asfixie, o los guantes que no llevan para poner los dedos y parecen manoplas, o esas fundas para poner encimas de las zapatillas y que parezca que lleva las botas oficiales... y así podría seguir con inventos más harapienses incluso.

Así que me meto en internes para ver unos trajes guapos de Batman y me encuentro que no somos el único país casposo de botijo y pandereta:


disfraz batmanEsta cosa procedente del Averno o sus alrededores se supone que es una máscara de Bats, aunque a mí me parece una de Bluedemon, el Santo o algún personaje de esos salidos de la mente calenturienta de algún mejicano.
A destacar el detalle del logo en la frente y bien dorado que se note que si salimos con eso a la calle tenemos ganas que nos peten el ful.


disfraz batman Aquí tenemos un cruce entre el Cordobés, Batman, He-man y yo que se más. Un puro delirio psicotrónico que no puede haber sido engendrado por nada de este mundo. Con varios complementos a destacar: la huevera redondeada cual Filemón, la espada del poder a lo Thundercats (recordemos el ojo de Thundera, no el ojo del culo) y la falta de un emblema en el pecho. Ah, ¿que alguién dudó de su autenticidad?


disfraz batman Si en el de antes podíamos encontrar algún indicio de sexualidad dudosa a este sólo le falta una bandera de gaypower, y es que esos brillos no deben ser reflejos, es el aceite que pierde el que se pone semejante atuendo. Y si hay que marcar paquete se marca, pero eso sí, que se nos vea bien y para eso hay que ponerse los calzoncillos por fuera y en azul eléctrico, no sea que pasemos desapercibidos. Brazo en jarra y pasito al frente, ¿quién da la vez?


disfraz batmanAquí directamente no han tenido cojones a poner a un modelo con este chándal de colegio de curas. Con esas rodilleras, el detalle de los cuadraditos de espuma para simular las abdominales y las rayitas para los pectorales. El sastre se ha currado un gran acabado repleto de detalles de cualitè que merece una oportunidad en la próxima superproducción hollywoodiense.



disfraz batman
La crem de la crem. Sólo por tener los santos cojones de intentar timar algún incauto con este pseudo traje batmaniaco ya merece todo mi respeto, amor y profunda admiración. No menos que al pobre que han metido dentro de la capucha, 10 tallas más grande que él. ¿Qué puedo decir? Una imagen vale más que mil palabras.

martes, abril 15, 2008

Los videogames de Batman (1989)

batman, videogames, spectrum, nes, nintendo, Los juegos basados en licencias de pelis, series, cómics o mascotas de patatas fritas apestan. No voy a descubrir nada a nadie diciendo que son sólo una forma más de explotar una franquicia y que, normalmente, no llegan a los mínimos exigibles por el jugón más tirado.
Aunque, curiosamente, las primeras licencias para ordenadores 8 y 16 bits no eran excesivamente horribles e, incluso, se notaba cierto curro por parte de los programadores. No voy hablar de las licencias de los tan cacareados E.T. & company, si no que lo haré de todos los juegos que salieron a la estela del Batman de 1989.

Aunque primero aportaré un dato y es que el primer juego oficial del personaje fue el famoso Batman de Ocean para aquellos paupérrimos ordenadores ochenteros, salió en el 86 y será recordado por ser el Batman bajito y rechoncho más parecido al de Adam West que al del cómic. Programado bajo la técnica filmation para conseguir un falso efecto 3D y que fue pionero, ya que fue el primero donde si dejábamos de dar ordenes al muñeco, éste en lugar de seguir inmóvil nos miraba y movía el pie de forma nerviosa. Juego chungo y complicado (como bien marcaba la época) donde teníamos que recorrer la batcueva y buscar los componentes del batmobile e ir a rescatar a Robin de las manos del Joker.

batman, videogames, spectrum, nes, nintendo,

Y después del introito pongamonos la capa y la capucha y vamos a por eso juegos de la franquicia del Batman del 89.
Primero hay que separar los que fueron programados para ordenador (8 y 16 bits) y los que lo hicieron para consola.

De los primeros se encargó una de las especialistas en hacer versiones, Ocean (que fue absorvida hace unos añitos por Infogrames). De estas versiones apenas jugué, que yo recuerde sólo en la de Commodore. El juego era plataformero y bastante fiel a la peli, fases en la fábrica Axis, en la catedral... Una de las fases, como en la mayoría (no todos, pero sí la mayoría) de los juegos de la saga era llevar alguno de los vehículos, aquí era el batmobile en una fase con vista lateral en 2D o si era una versión de ordenador potente visto desde el frontal, donde teníamos que ir esquivando a los demás coches y cuando unas flechas nos indicasen lanzar un gancho y girar y cambiar de calle. En otra llevábamos al batwing, con una vista igual que la anterior (básicamente los escenarios eran los mismos) teníamos que ir por las calles de Gotham desenganchando los globos de las plataformas.

batman, videogames, spectrum, nes, nintendo, batman, videogames, spectrum, nes, nintendo,
Pasando a las consolas, donde la programación corrió a cargo de Sunsoft, y aparecieron versiones para varios formatos:
Megadrive: era la consola más potente de la época y por lo tanto, en versión consolera, tuvo los mejores gráficos. El juego seguía la misma línea que los de ordenador, fases plataformeras mientras avanzamos con Bats por los escenarios de la peli y, al igual que las otras versiones, una fase con el batmobile y otra con el batwing, en esta ya surcábamos los cielos y era más mata-mata. Una de las novedades para la época era que en alguna fase llovía. Puede parecer chorra pero en la época era lo más.

batman, videogames, spectrum, nes, nintendo,
Nes: No es el mejor juego de la 8 bits de Nintendo, pero sí uno de los mejores. Sunsoft supo sacarle todo el partido posible a la máquina con un juego que poseía gráficos y sonidos muy pocas veces vistos en esta consola. Eso sí, el juego era una versión muy libre de la peli, tanto que Batman llevaba el traje azul y los enemigos de final de fase poco o nada tenían que ver con el universo del señor de la noche, salvo el jefe final que era el mismísimo Joker en la azotea de la catedral.

batman, videogames, spectrum, nes, nintendo,
Gameboy: Era más una versión del de Megadrive que de su hermana mayor Nes. El juego era un divertidísimo plataformas que seguía lospatrones peliculeros y ademas añadía la fase del batwing, aunque por contra nos dejaron sin catar el batmobile. Lo peor, sin duda, el tamaño de pulga de Batman que contrastaba con los más que correctos jefes finales. Por lo demás bastante entretenido, con armas diferentes y una música muy chula.

batman, videogames, spectrum, nes, nintendo,
Turbografx:
la consola de Nec, que aquí sólo se podía conseguir de importación, contó con la versión más extraña, una especie de Bomberman. Tambien de la mano de Sunsoft, el juego tenía vista aérea y consistía en ir recogiendo una serie de objetos mientras esquivávamos a los payasos del Joker, una vez cogidos los ítems cambiabamos de pantalla, que eran demasiado parecidas entre ellas por mucho que intentaran recrear los escenarios de la peli. Repetitivo de cojones.

batman, videogames, spectrum, nes, nintendo,
A parte de todas estas versiones apareció la programada por Atari para arcades, sin lugar a dudas la más espectacular visualmente y que seguía a pies juntillas la trama del film. Para muestra las bonicas fotillos, pequeñicas pero bonicas.

batman, videogames, spectrum, nes, nintendo,