domingo, enero 27, 2008

El Pinocho bastardo de la Filmation

Pinocho y el emperador de la noche, Filmation

Casualidad o no, vuelvo a la carga siguiendo el sendero marcado por la entrada anterior. Es decir, ferias/circos ambulantes de esas que son chungas y tienen elementos truculentos y/o satánicos.

En 1987 la Filmation (no confundir con aquella técnica pseudo-3D de los ordenadores 8 bits) se sacaba de la manga esta película basada en el personaje de Collodi, aquí distribuida por la no menos clásica Filmayer. Pero antes de hablar de la peli haré un poco de historia remember de la productora que tantas horas nos tuvo enganchados a la tv en los 80 (al menos a mí), y es que, en el fondo, hablar de Pinocho y el emperador de la noche es una simple escusa para hacerlo de la Filmation.

Pinocho y el emperador de la noche, Filmation
La Filmation nació en los 60 de la mano de Norm Prescott y Lou Scheimer (¿quién no recuerda este último nombre en los títulos de crédito de las intros como si fuese sinónimo de calidad?) y tuvieron su momento de máximo esplendor en los 70 y 80 con series como Sabrina, Star Trek, Dick Tracy, Flash Gordon, Masters del universo, She-Ra, el gordo Alberto o el grueso de superheroes de la DC como Batman, Supermán, Flash, Aquaman, Superboy o La liga de la justicia. Aunque no sólo vivían de la series animadas, también produjeron alguna con actores reales, como Shazam!, Jason Of Star Command, copia de Star Wars, o Ghostbusters, que aquí llegaron a sacar algún episodio en vídeo y era una supuesta comedia con decorados que no llegaban a cartoon-piedra (chiste made in Raiben). Años después, aprovechando el éxito de la película de Aykroyd-Murray-Ramis, y que ellos tenían el copyright de Ghostbusters relanzaron su lamentable serie pero en dibujos animados. De ahí que la serie de dibujos que sí estaba basada en la peli de la Columbia tuviera que salir con la coletilla de Los auténticos Cazafantasmas.



La Filmation apostó por un tipo de dibujos muy realistas e incidiendo en los detalles. Pero esto hacía que se tardase mucho más tiempo en hacer la animación así que era normal ver una y otra vez las mismas escenas en diferentes episodios (esto era muy evidente en Los masters del universo), siendo este detalle unos de los blancos de las críticas hacia la productora. También pusieron mucho empeño en perfeccionar los movimientos de los personajes usando la técnica del rotoscopio. Esta técnica, inventada por Fleischer, consistía en rodar con actores reales unas determinadas escenas, luego se calcaba sobre estos fotogramas haciendo que los movimientos fuesen reales y fluidos. Uno de los casos más famosos en el uso de esta técnica fue la versión de El señor de los anillos de Bakshi, cuyas escenas con actores reales fueron rodadas en España.

Y para terminar con este repaso decir que L'Oreal (sí, sí, la de los productos de belleza) compró la Filmation, y un año después, en el 89, cerró sus puertas.

Pinocho y el emperador de la noche, Filmation
Volvamos con Pinocho. La película realmente es una especie de secuela tardía de la de Disney. Aquí los hechos ocurren un año después, cuando Pinocho ya es humano. En el pueblo donde vive llega una noche un misterioso barco rodeado de niebla, de él, como por arte de magia comienzan a desembarcar todos los bártulos de la feria y se construye por sí sola. Igual que en El carnaval de las tinieblas estaba Mr. Dark aquí está Scalawag, la mano derecha del Emperador. E igual que en el original se dedican a engañar a los niños, aquí convirtiéndoles en marionetas.


Pinocho y el emperador de la noche, Filmation
¿Parecidos razonables?

Y el comentario sobre la versión Disney no es para nada gratuito. Este pseudo-secuela sigue al pie de la letra el mismo esquema. Si allí teníamos a Pepito Grillo aquí nos encontramos con una luciérnaga de madera llamada Candelín (hay que decir que la peli lleva el doblaje sudamericano original de la época), un gato y un zorro eran los encargados de llevar a Pinocho hacia el lado oscuro, rol que aquí desempeñan un hurón y un mono. Si allí eran tragados por una ballena ahora son tragados por el buque del emperador y la bacanal de los niños pre-burros fumando y bebiendo vuelve aparecer con alcohol y fama rápida cual Operación truño.

Pinocho y el emperador de la noche, Filmation
Igual que ahora la tónica de cualquier peli de animación es que lleve voces de actores famosos aquí pasó lo mismo, aunque quizás con actores menos famosos: Edwar Asner, Don Knotts, James Earl Jones y Liza Minelli que canta una de las canciones. Hay que decir que la peli es la clásica con cancioncillas y tal, que, todo hay que decirlo, son bastante buenas.

Lo que mejor funciona de la peli, pese a ser de corte infantil, son los momentos oscuros, el barco llegando envuelto en niebla y el diseño de los escenarios de su interior, Pinocho bailando ante un público compuesto por marionetas muertas o incluso los propios Scalawag y el Emperador son bastante satánicos, el primero parece más un zombi con su cara azulada.
No es ni mucho menos una mala película, y en cuanto a la animación ha perdido algo y es que sus 20 años a las espaldas le pesan pero aún y así es visible con algún efecto hecho por ordenador muy novedoso en la época.

domingo, enero 20, 2008

El carnaval de las tinieblas (Algo maligno viene hacia aquí)

El carnaval de las tinieblas, Algo maligno viene hacia aquí, Something Wicked This Way Comes, Ray Bradbury, Disney
En 1948 Ray Bradbury publicó un relato titulado "Black Ferris" y unos años después se lo ofreció a Gene Kelly como base para escribir el guión de una película, que en aquella época tuvo el embrionario título de "Dark carnival". Kelly intentó sacar adelante el proyecto pero al no poder conseguir financiación todo quedó en aguas de borrajas. Bradbury, que continuaba interesado en la historia, decidió continuarla en forma de novela. Así en 1962 la editorial Simon and Schsuter publicó Something Wicked This Way Comes (título que cita a Macbeth) aquí titulada La feria de las tinieblas, título mucho más directo y que deja poco a la imaginación.

Fue en 1977 cuando la Paramount compra los derechos y ficha al propio Bradbury para que trabaje en el guión. Varios directores de los potentes estuvieron interesados con hacerse con el proyecto, gente como Peckinpah, David Lean o Spielberg. Pero al final el elegido fue Jack Clayton (El Gran Gatsby, Suspense) que ya había trabajado con el autor de la novela en Moby Dick. Finalmente la Paramount cancela el proyecto, justo ahí entra Disney en el entuerto y se hace con los derechos. Hay que recordar que por aquellos tiempos la Disney era un barco sin rumbo, donde sus largos de animación no acababan de funcionar en taquilla y los de imagen real aún menos con cosas como Condorman, La montaña embrujada, Popeye o La isla del fin del mundo. El tándem Bradbury/Clayton continuó y por fin se dio luz verde al inicio del rodaje, no sin antes haber pasado gente en el desarrollo del guión como el mismísimo Stephen King. Disney, con el productor Peter Douglas (hijo de Kirk) a la cabeza, construyó los decorados más grandes que se habían hecho nunca hasta la ese momento, todo un pueblo ni más ni menos. En un principio Bradbury quiso a Peter O'Toole o Christopher Lee para el papel de Mr. Dark, pero la Disney prefirió invertir el presupuesto en decorados y efectos y usar actores menos conocidos, adjudicando el codiciado papel del malo de la peli al aun no muy conocido Jonathan Pryce.

El carnaval de las tinieblas, Algo maligno viene hacia aquí, Something Wicked This Way Comes, Ray Bradbury, DisneyLa misma tipografía que en Sleepy Hollow, que casualidad ¿no?

En el pueblo de Green Town, dos niños, Jim y Will, descubren una noche de octubre la llegada de una feria llamada "Dark's Pandemonium Carnival". Como buenos niños traviesos deciden adentrarse en la feria para husmear, pero cual será su sorpresa cuando descubran que no es una feria cualquiera en el momento que descubran que el tiovivo puede hacer envejecer o rejuvenecer a la gente según si va hacia atrás o hacia adelante o que el laberinto de espejos es más que eso. Y su mala impresión aumentará cuando conozcan al dueño, Mr. Dark, un hombre con tatuajes que cobran vida. A partir de ahí se verán perseguidos por toda la feria para que no desvelen todas las maldades que se cometen en ella.

Posiblemente el peor trailer de la historia

Una vez finalizado el rodaje e iniciada la post-producción es cuando las cosas se empezaron a torcer. Para la elaboración de los efectos la Disney puso muchos reparos a ceder a sus especialistas ya que la mayoría estaban trabajando en el proyecto más ambicioso de la productora: Tron. Después de las malas críticas en los famosos test screenings se invirtieron 5 millones de dolares más en rodar nuevas escenas como un nuevo comienzo y otro final, además de añadir una voz en off en forma de narrador y suavizar el tono oscuro de la película, cosa que ya había intentado hacer Bradbury al escribir el guión consciente que era una producción familiar de la Disney. A eso hay que añadir que se descartó toda la partitura que había escrito Georges Delerue y se contrató a James Horner (todavía no muy conocido en la época). Según unos audiocomentarios del propio Bradbury, que aparecieron en la edición americana en Láserdisc, la Disney remontó la película a su antojo para su pase en cines. Si bien es cierto que el mismo dijo que era consciente que no era una gran película pero aún y así no renegaba de ella.
Pese a todos los intentos la película fue un gran fracaso recaudando unos paupérrimos 9 millones de dolares en suelo americano. Y como todo buen fracaso que se precie, la película, a día de hoy, es de culto (aunque, ¿qué peli no es de culto hoy en día?). En España no tengo noticias de su estreno cinematográfico, ni siquiera en el Ministerio de Cultura aparece, con lo que podría ser que nunca lo hiciera. Lo que si tardó mucho fue su edición en vídeo, que no fue hasta finales del 89 de la mano de Filmayer.

El carnaval de las tinieblas, Algo maligno viene hacia aquí, Something Wicked This Way Comes, Ray Bradbury, DisneyCualquier cartel pasado fue mejor

Tengo que decir que vista la película después de haberme leído el libro me ha parecido terriblemente floja. Desperdicia un material muy bueno para hacer una película tan o más oscura que un La noche del cazador por poner un ejemplo. Sí, mucho decorado y tal pero con otro diseño de producción mucho más lóbrego y oscuro hubiesen lucido más. Sin duda a día de hoy es la clásica peli que hará un remake algún Tim Burton que tengan por ahí con unos decorados espectaculares pero totalmente vacía en infantil repitiendo los mismos errores que esta versión del 82 (o la de Willy Wonka, por decir otro caso). Y es que el gran problema de esta película es que traiciona por completo todo el espíritu de la novela. Empezando por sus dos protagonistas infantiles, que si bien en la novela tienen todo el protagonismo hasta el último tramo, que se lo ceden al personaje del padre, mientras que en el film el padre tiene muchísimo más protagonismo, son realmente una pareja a lo Sawyer and Huckleberry que tienen un sentido de la amistad, me atrevería a decir, casi homosexual, mientras que uno de ellos está muy tentado por el lado oscuro. Y muchos más son los cambios, la bruja del libro, una vieja con verruga, aquí está interpretado por Pam Grier (que apenas tiene 6 líneas de dialogo), que ya había apagado su estela de cine blaxplotatoin pero que aún era joven con lo que desentonaba con el personaje del libro, que a la vez hacía de la mujer más bella del mundo, con lo que Bradbury convertía dos personajes en uno solo. Aunque probablemente el cambio más significativo sea todo el climax final, aquí hecha a todo correr y aprovechan para meter algunos efectos bastante truculentos.

El carnaval de las tinieblas, Algo maligno viene hacia aquí, Something Wicked This Way Comes, Ray Bradbury, Disney
Y es que es una pena que se hayan tomado tantas molestias en pequeños detalles/guiños al lector (cositas que no tienen cabida en una peli de 90 min.) y se hayan olvidado de lo más importante. Pero sin duda la mayor decepción se la llevan los personaje de la feria, lejos de ser personajes estrafalarios y oscuros aquí son personas normales que apenas parecen malos. Pero especialmente lo peor se lo lleva Mr. Dark. Jonathan Pryce da el tipo, pero es que su personaje está tan recortado y mal explicado que se desaprovecha la oportunidad de un malo mítico.
El carnaval de las tinieblas, ya sé que suena a cliché, no le llega ni a la suela de los zapatos a papá-libro; pero aún y así y, sobre todo, sin haber leído el libro, se puede hasta disfrutar de forma moderada.

62

david lynch, nadja

sábado, enero 05, 2008

Hypes boxeros para el 2008

Sin duda el descubrimiento personal del pasado 2007 fue la 360. Después del efecto gaseosa de la Wii exprimiendo al máximo sus 5 juegos buenos vimos la luz con la consola del anticristo Gates. Un más que buen catálogo y, lo mejor de todo, un modo online a prueba de balas. Y si encima nos prometen dos cerezas que emulan al tito Lynch para este 2008 ya dejamos las bragas chorreando.



Alan Wake: desarrollado desde el 2005 por Remedy Entertainment (los de Max Payne) y exclusivo para 360 y Pc nos meteremos en la piel de un sosias de Stephen King que responde al nombre del título. El hombre acabará internado en una clínica después que su novia/musa desaparezca sin dejar rastro. Después de su mejora, gracias a una enfermera que es igual que su desaparecida churri, volverá a escribir una novela terrorífica. La cosa se pone chunga cuando en el pueblo, Bright Falls, comienzan a pasar cosas extrañas, demasiado parecidas a su nueva novela.

Evidentes parecidos con La boca del miedo de Carpenter, que a su vez bebe de Lovercraft, quizá de El resplandor (por lo menos por el plano aéreo) y, según sus programadores, basando toda la estética del pueblo en Twin Peaks. Ya veremos lo que pasa, aunque me parece a mí que va a ser un refrito del primer Silent Hill. Ahora bien, graficamente pinta de fábula.





Rainy Woods: de Marvelous Entertainment para 360 y Play3 es la historia de un apacible pueblecito donde aparece el cadáver de una chica (Anna Graham) y el FBI mandará al agente David Young (un esquizofrénico con doble personalidad) a investigar el caso. O lo que es lo mismo, Twin Peaks por fin hecho juego. Cosas malas: los gráficos sin ser malos no me acaban de convencer, hay acción y habrá que matar a extrañas criaturas (¡¡¿¿???!!) , demasiadas licencias para intentar copiar/homenajear a Lynch. Lo bueno: La habitación roja con el enano (duplicado), el agente del FBI (no es D. Copper pero ya nos vale), el sheriff (no es H. S. Truman pero ya nos vale), la chica muerta (no es Laura Palmer pero ya nos vale) y en definitiva que es Twin Peaks, coño.