lunes, agosto 04, 2008

Mil gritos tiene la noche

Mil gritos tiene la noche, Pieces, Juan Piquer Simon, Pieces, J. P. Simon

Probablemente la película menos sonrojante de Juan Piquer Simón, aunque eso tampoco quiere decir mucho.
También conocida como Chainsaw Devil, The Chainsaw Terror o Pieces, que es como fue estrenada en los USA con relativo éxito (para lo que era una serie Z a rebufo de la oleada de slashers y procedente de las españas más cañís) recaudó más de un millón de dólares y que en su posterior edición en vídeo llevaba la coletilla "del productor de Viernes 13".

Mil gritos tiene la noche, Pieces, Juan Piquer Simon, Pieces, J. P. Simon
La historia en sí no es que tenga algún agujero, es que toda la película por sí misma es un gran agujero negro, donde cuenta con las clásicas escenas estrambóticas del giallo pero de forma más chabacana y sin sus hallazgos visuales; por ejemplo la escena que la chica se mete en un minúsculo ascensor y parece que no se dé cuenta que el tipo que entra con ella es un enmascarado, con gabardina, enguantado y con una sierra eléctrica dispuesto a trocearla, con lo que ya entendemos que si algo no está dentro del plano es que no existe en el universo del film; o escenas a cada cual más demencial como la patinadora que se estampa contra un espejo o el profesor chino de kun-fú que se dedica a dar yoyas a todo el que pasea por el campus por la noche, eso por decir un par. Con la participación en el guión de nuestro amigo Aristide Massaccesi -alías Joe D'amato- (con lo que se explica lo absurdo del libreto) pero que esta vez firmaba como John Shadow, no sé si como coña ya que la imagen del phsico-killer remite directamente al personaje de Walter B. Gibson. Imágen que es el mejor hallazgo visual de la peli pero que no está apenas explotado, salvo en alguno de los carteles. Una lástima.


Mil gritos tiene la noche, Pieces, Juan Piquer Simon, Pieces, J. P. SimonLos cartelicos

Vuelvo con Massaccesi, o mejor dicho, con su argumento que, curiosamente, Piquer Simón siempre ha dicho que se improvisaba sobre la marcha y que él mismo se encargaba de idear los asesinatos, pero bueno, este hombre siempre dijo que tuvo técnicos del Supermán de Richard Donner trabajando en Supersónic man, así que...
La historia va de un asesino que se dedica a descuartizar al personal en una universidad de Boston, la policía (Christopher George, con un look que parece el clon de Sánchez Dragó, y, como no, Frank Braña) le siguen los pasos junto con uno de los estudiantes. También anda por ahí el bueno de Paul Smith haciendo de conserje que le encoloman el muerto.
Además es que está muy mal explicada, porque se supone que el asesino está montando un puzzle con diferentes partes de sus asesinados (de ahí el título yanki) pero que apenas se explica, algo así pasó décadas después con el primer Saw.

Pero pese a todos sus absurdos, su cutrez, sus malos actores y su look cerdo (que en el fondo no deja de ser algo positivo) la peli es terriblemente disfrutable y divertida con sus chorretones de tomate.

Mil gritos tiene la noche, Pieces, Juan Piquer Simon, Pieces, J. P. Simon
Curiosamente la versión espanyola contaba con la banda sonora de Librado Pastor, que es toda a base de pianos y melodías bastante melancólicas y tristes con lo que acercaba la peli mucho más al giallo, mientras que la música en la versión yanki era totalmente diferente, con melodías erotiquillas con saxo para las escenas de despelote y con acordes machacantes hechos con sintetizador para las de las muertes, muy en la línea de los slashers del momento.


Según el propio Piquer, a finales de los 80 o principios de los 90, rodó unas escenas en las que el cadáver reconstruido forma parte de unos experimentos en un laboratorio y un guarda comienza a investigar. Este guarda era interpretado por ni más ni menos ¡Javier Bardem! Las escenas las movió buscando financiación para afrontar el rodaje pero la cosa no prosperó.
Esto es lo que contaba el propio director, pero a saber lo que es verdad porque ni el mismo se pone de acuerdo si Mil gritos tiene la noche era originalmente el guión de la segunda parte de La última casa a la izquierda o se lo ofrecieron después de Mil gritos.

Con la puesta de moda del termino Grindhouse ahora se dedican a recuperar todas estas caspas en DVD porque es muy cool y los yankis ya están preparando la edición 2 discos de Mil gritos tiene la noche. Puede molar.

Mil gritos tiene la noche, Pieces, Juan Piquer Simon, Pieces, J. P. Simon

3 comentarios:

Raiben dijo...

confieso no haber visto esta peli nunca ni haberme interesado siquiera, de manera que puede que me suba al carro y ahora que está de moda la descargue y la vea. ;)

J. Jara dijo...

Si te gustan los slashers cutrillos de principios de los 80, adelante, te gustará, si no, mejor no pierdas el tiempo y pasa de ella.

De moda no está, lo que pasa es que los yankis hacen ediciones de casi todo. Yo ya tengo reservada mi copia de 2 discos que sale en octubre en las americas. Puede ser la risa!

Raiben dijo...

o la rision... de momento aun no la he encontrado pero seguire buscando