domingo, julio 29, 2007

Amicus

Esta productora inglesa fue fundada en los 60 por Max J. Rosenberg y Milton Subotsky. La Amicus, sin duda, fue la gran competidora de la Hammer, las dos apostaban por el terror y los fantástico y tuvieron en sus filas a los más grandes: Vincent Price, Peter Cushing, Christopher Lee... Tengo que decir que la Amicus siempre me ha parecido más modesta que la Hammer, creo que, esta última, con pocos medios (aunque más que lo que manejaba la Amicus) conseguía resultados más vistosos. La productora que ahora nos ocupa, sobre todo, hizo un gran número de pelis de historietas o de episodios como Doctor terror, El jardín de las torturas, La mansión de los cadáveres o un montón de pelis más. A finales de los 70 la Amicus puso punto y final a casi dos décadas de excelentes films de género cerrando sus puertas. Y ahora pasaré a comentar algunas estupendas pelis y para comenzar, ¿que mejor qué empezar por el final?


El club de lel club de los monstruos, vincent price, john carradine, amicusos monstruos (The monster club, 1980). Según algunas versiones la última película de la productora inglesa, aunque esto no es del todo cierto. Como decía antes, la Amicus desapareció allá por el 78. Milton Subotsky, una de las partes claves para la creación de la desaparecida productora, creó la Sword and Sorcery Productions con la intención de continuar la senda empezada 20 años antes. Pero todo se quedó en aguas de borraja. El club de los monstruos es una curiosa peli donde un vampiro a punto de desfallecer encuentra una víctima a la cual pegarle un buen chupetón, pero se da cuenta de que es un famoso escritor de novelas de terror. Como agradecimiento por sus litros de sangre, lo lleva a un club secreto: El club de los monstruos. Este sitio no es más que una discoteca donde se reunen lo peor de lo peor, incluyendo algún productor de cine (sic). Una vez dentro, el vampiro le explicará 3 historias a su invitado. Como es natural en este tipo de pelis suelen estar descompensadas. Personalmente creo que las historias van de menos más. La primera trata sobre una estafadora que se enrolla con un lobo vampiro para robarle sus posesiones. En la segunda veremos las dificultades que conlleva ser un vampiro y en la última veremos a un productor de cine buscar localizaciones en un pueblo fantasmagórico. Quizá lo peor de la peli sean sus escasos medios, muy bien disimulados y aprovechados en las 3 historias pero que cantan en las secuencias que transcurren dentro del club. Allí veremos unos monstruos excesivamente patéticos y las caretas dan risa. Y lo mejor, sin duda, el elenco: Vincent Price, John Carradine o Donald Plasence. Y, además, entre historia e historia unos cuantos grupos tocaran canciones muy de la época y de toda aquella movida inglesa. Sin ser de las mejores, sin duda, una curiosidad que se deja ver y se puede disfrutar.


Ahora empiezan los gritos (And Now the Screaming Starts!, 1974). Una señorita de muy buen ver se casa con un noble y se va a vivir a su mansión. Una vez allí la pobre chica comenzará a tener alucinaciones. Buscando descubrir que es lo que pasa, todo el que intenta ayudarla la palmará. Inspirada en "Fengriffen", novela de David Case esta peli de culto dirigida por Roy Ward Baker y con las actuaciones estelares del grandísimo Peter Cushing, Patrick Magee, Ian Ogilvy, Geoffrey Whitehead, Guy Rolfe, Herbert Lom (quién te ha visto y quién te ve) y Rosalie Crutchley que tiene un fuerte tufo a El perro de los Baskerville, con la diferencia de que aquí sí encontramos el componente sobrenatural. Una de las tácticas de la Amicus era vendernos como protagonista absoluto al actor de turno con más nombre que participara en la peli, en este caso Peter Cushing, para luego ver que sale los últimos 20 minutos. Uno de los detalles más divertidos es que aquí vemos una mano amputada que se mueve al su libre albedrío cual mano de La Familia Adams, que es la misma mano que ya vimos en Refugio macabro entre otras muchas y es que hay que aprovechar cualquier atretzo. Una mano muy chula, por cierto, ya que se mueve y está muy conseguida.


La bestia debe morir (The Beast Must Die, 1974). Peli del televisivo Paul Annett que contaba en el cast con gente como Peter Cushing, Charles Gray o Calvin Lockhart (que años después tendría un minúsculo papelillo de estranquis en Twin Peaks: Fire Walk with Me). Esta es una de las pelis que no es de episodios. Un millonario obsesionado con la caza reune en su mansión a un grupo de personas, sospecha que una de ellas puede ser la pieza que le falta a su colección: un hombre lobo. Esta peli más que de miedo es de misterio, muy en la línea de Agatha Christie: grupo de personas en una mansión y hay que descubrir al culpable. Hay que decir que es flojilla y eso que a mí este tipo de pelis me gustan mucho pero le falta ritmo y la historia se podría haber desarrollado de una forma mucho más interesante. Hay un detalle que me gusta mucho. Al final de la peli, justo cuando se va a desvelar la identidad de lobo, la película se para y aparece un reloj, una voz en off nos dice que tenemos unos segundos para pensarnos quién es el culpable. Este detalle, años después, se usó en la magnífica serie de misterio Ellery Queen, donde el prota, antes de desvelar el misterio, nos habla directamente y nos da pistas para que intentemos resolver nosotros mismos el caso. Luego, la tramposa serie de animación de Detective Conan volvió a utilizar este recurso. Pues eso, La bestia debe morir, sin ser la hostia marinera se deja ver y es muy curiosa.


Cuentos de ultratumba (From Beyond the Grave, 1973). Peter Cushing regenta  una tienda de antigüedades, estas antigüedades serán las que marquen las historietas de esta peli de Kevin Connor.
En la primera David Warner le compra un espejo a Cushing haciéndole creer que es mucho menos valioso de lo que cree. A partir de aquí veremos como todos los clientes de la tienda le harán alguna pirula al bueno de Peter Cushing y acabará saliéndoles el tiro por la culata. Continuemos, Warner hace una fiestecita en su casa y no se les ocurre otra brillante idea que hacer una sesión de espiritismo, con lo que despertarán a un espíritu con pinta de hippy que habita el espejo. Éste controlará la voluntad de Warner y hará que se dedique a matar a chavalas para que el hippy absorba más poder y pueda salir del espejo. El sketch está bien ambientado pero peca de previsible.
Luego viene la historia de un pobre hombre que está puteado por su señora compra una cajita de rapé cambiando los precios y haciéndole la jugarreta a Cushing. Más tarde se hará amigo de Donald Pleasence, que es un vendedor ambulante, y con la ayuda de la hija de éste (su hija en la vida real) harán vudú a la mujer.
La tercera tiene un buen punto de partida pero que no acaba de cuajar, además es similar a una de La dimensión desconocida. A un tipo se le aparece un demonio invisible en el hombro que le va absorviendo su fuerza y va haciendo putaditas a los que están a su alrededor.
Y la última es muy parecida a la primera, un tipo compra una puerta que una vez colocada en un armario da a una habitación que para alimentarse necesita el sacrificio de una mujer.


amicus, condenados de ultratumba, joan collinsCondenados de ultratumba (Tales from the Crypt, 1972). De Freddie Francis, con Joan Collins, Peter Cushing, Roy Dotrice. En una visita a unas catacumbas un grupo de personas se quedan encerradas, un misterioso personaje les contará sus tristes miserias, es decir, 5 historias de cada uno de ellos ya que son gente MU mala. A saber:
-Una mujer que acaba de asesinar a su marido se las tendrá que ver con un loco fugado del psiquiátrico vestido de Papa Noel.
-Un señor se escapa con su "querida" y sufre un accidente de tráfico.
-Unos malos vecinos no pararan hasta joder al bueno de su vecino, el Sr. Cushing.
-Una mujer pide deseos a un objeto mágico.
-El nuevo director de un centro para ciegos se las hará pasar canutas a los pobres abuelitos. 
Si habéis leído el título original de esta peli seguro que no os habrá dejado indiferentes. Efectivamente, estamos ante una versión de los famosos cómics, y años después serie de tv. La peli está dirigida por el bueno de Freddie Francis, director de pelis de la Amicus y de otras maravillas como Dr. Terror, el musical El hijo de Drácula (con Ringo Star y Peter Frampton!!!), La leyenda del hombre lobo (o La leyenda de la bestia, según) y de series de tv como El Santo o pelis dedicadas a monstruos clásicos como Frankie, la momia o Drácula. Y como este hombre es toda una machine también ha participado como director de fotografia en pelis como Dune, aquel engendro llamado Brenda Star o Una historia verdadera. Además dirigió un episodio en la serie Historias de la cripta en los 90. Ésto es lo último que dirigió (allá por el 90) y es que el hombre cumplirá 90 añazos en el 2007. Ahí es nada. En cuanto a la peli, pues lo de siempre, irregularidad en las historias. La primera tiene su aquel, aunque de habérselo currado más hubiese quedado redonda y es que daba para más. Se hizo un remake en forma de episodio en los 90 dirigido por Zemeckis. La segunda es muy floja y encima está alargada porque apenas da para un corto de 10 minutos. La de los vecinos tiene un toque muy de Cuentos asombrosos, con todo ese rollete de buenos sentimientos y el final está bien pero se ve a leguas, y es que está muy visto, tanto que se recuperó en Creepshow. La cuarta historia es una nueva vuelta de tuerca al famoso relato de la garra de mono. No aporta mucho o nada, aunque es gracioso que los propios personajes hablen del jarrón que concede los deseos y lo comparan con la garra. Y la quinta es como mezclar El Equipo A con El rector. Cuanto menos divertidilla. La verdad es que la peli como que de mucho terror no es, es más genero fantástico con moralina de "no seáis malos que mirar luego lo que os pasa". Antes había comentado que se trataba de una versión de Historias de la cripta o Historias del guardián de la cripta. En la serie había un elemento que siempre nos viene a la cabeza cuando la mencionamos: evidentemente el guardián. Ese muñeco putrefacto que en muchos episodios era lo único salvable. Pues en la peli también está esa figura. Claro que no es un muñeco, sino una especie de monje encapuchado. Es que el presupuesto no daba para más, señores.



Refugio macabro (Asylum, 1972). Un joven doctor irá a un psiquiátrico, ya que ha recibido la oferta de trabajar en él, ya que su antecesor se ha vuelto loco. Durante su visita al centro irá conociendo algunos pacientes que les irán contando sus historias. Otra peli de sketchs basados en relatos de Robert Bloch, el autor de Psicosis. Dirigida por Roy Ward Baker, habitual en la dirección de series de tv y de pelis en la Hammer y en la Amicus como El club de los monstruos o Ahora empiezan los gritos, ya comentadas. Protagonizada por Peter Cushing, Herbert Lom, Herbert Lom, y Britt Ekland. Vemos que los nombres se van repitiendo. Y es que hay una extensa galería de gente que trabajó en un buen número de pelis de las productoras inglesas. Quizá su principal problema son los escasos medios con los que está rodada, cayendo en una realización telefilmesca, pero no nos engañemos por este detalle porque la peli merece mucho la pena. Sus historias están muy bien:
-Una mujer se venga de su marido pese haberla cortado a cachitos.
-Un sastre recibe la visita de un cliente que le encargará un traje muy especial. Para mí, junto con la última la mejor historia aunque más por su planteamiento que por su resolución.
-Una chica recibe las visitas de una amiga imaginaria (Flojita).
-Uno de los internos fabrica pequeños juguetes a los que, según él, es capaz de traspasar su mente a las figuras. Está me resultó muy divertida y entrañable. Aparte de estás historias está la propia que sirve de nexo de unión entre todas ellas, donde veremos que pasa con el nuevo médico y el anterior.


La maldición de la calavera (The skull, 1965). Un coleccionista de objetos macabros y satánicos adquiere la calavera de el marqués de Sade. Calavera maldita que corrompe aquél que la posea. Pues otra vez nos volvemos a encontrar con los habituales de la productora. Freddie Francis dirige a Peter Cushing, Christopher Lee, Nigel Green y a Michael Gough. La peli es otra genialidad, aunque ha muchos les pueda parecer lenta y que se recrea en exceso en los plano,s a mí me parece una pequeña joya, aunque tengo que admitir que al final pierde fuerza. Pero sólo por ese prólogo ambientado siglos atrás y esos planos subjetivos de la calavera vale la pena darle una oportunidad a esta modesta pero genial peli.


Dr. Terror (Dr. Terror, 1964). Durante el transcurso de un viaje en tren, 5 hombres conocerán al Dr. Sandor Schreck (sí, como Max Schreck) que en alemán quiere decir Dr. Terror, de ahí el título de la peli (que hábil, ¿eh?). Este doctor es un experto en tarot, es decir, que adivina el futuro a través de las cartas. Ahí es donde tendremos las diferentes historietas que forman la peli: 
-Un señor volverá a la casa de sus antepasados y se encontrará con la leyenda del mismísimo Waldemar o lo que es lo mismo, el hombre lobo.
-Una familia se verá intimidada por unas enredaderas que crecen en su jardín.
-Un músico querrá usar la música de los indígenas que practican vudú sin saber las consecuencias.
-Un crítico de arte muy cabrón (impresionante Christopher Lee), lo pasará mal por ser tan mamoncete.
-Un médico está casado con una señorita que le gusta la sangre y convertirse en murciélago por las noches. 
-Y además la historia del vagón de tren que sirve de nexo de unión.
La peli está dirigida por Freddie Francis del que ya hemos hablado anteriormente y con un cast muy chulo: Christopher Lee, Peter Cushing (es el Dr. Terror), Michael Gough (el que luego fuera Alfred, el mayordomo de Batman en las pelis de los 90's), y un jovencísimo Donald Sutherland. Esta me gusta especialmente, tiene un tono de los cómics de la Warren muy conseguido. Además sus historias son, cuanto menos, divertidas. La primera está muy bien sin hacer nada de maquillajes ni historias raras, con un tufillo a El perro de los Baskerville muy bueno. La segunda es divertidísima con toda esa ingenuidad propia de los años 40 y 50, con esas plantas inteligentes (llegan a mirar sus hojas a través de un microscopio y ven... ¡¡un cerebro!!!) que aspiran a dominar el mundo. El tercer sketch, el del vudú, es quizás de lo más flojito, pero hay que ser justos y reconocerle el valor de hacer una historia con números musicales muy de los 50 (atención al detallazo de cuando el prota ve un cartel de esta misma película, Dr. Terror). La del crítico de arte es genial, al menos al principio, luego se vuelve tópica pero ahí está Lee (que parece un clon de Nicolas Cage) inconmensurable haciéndoselas pasar putas a Michael Gough, aunque luego las tornas se cambiarán. Y la última, la de los vampiros, que es poco predecible y tiene su sorpresilla.

jueves, julio 26, 2007

58

roger taylor, queen

Superheroes (revisited)

superhéroes
Nos han invadido los superhéroes. Desde hace casi una década tenemos 4 o 5 películas anuales del género heroico llegadas de las páginas de un cómic. Tenemos de todo, disfrutables (Spiderman 2), mediocridades (Batman Begins) o engendros traídos desde algún lugar del infierno (Supermán Returns). Pero todas ellas tienen algo en común: dinero contante y sonante. Todas tienen presupuestos mega-holgados, tropecientos planos con efectos digitales, colección de cromos en el reparto, el nuevo gurú del video-clip en la dirección y una campaña de publicidad hecha para vender cuantos más muñequitos mejor. Pero antes esto no era así, hubo un tiempo oscuro (más bien marrón tono mierda) que de pascuas a ramos nos llegaba alguna adaptación, todas, o casi todas, flojas, malas y cutres, pero no por ello carentes de encanto e interés.

Dejando de lado todos aquellos seriales de los 40 y 50 de Batman, Flash Gordon o Supermán, entre otros, y viajando hasta finales de los 60 comenzaré con Diabolik, aunque más que superhéroe es un Lupin a lo high-tech, que data de la época que a De Laurentiis le dio por meterse en estos berenjenales y antes de producir Barbarella contrató a Bava para que se encargase de este fumetti. La peli es un 3 en 1, ya que dentro hay 3 aventuras independientes del personaje interpretado por John Phillip Law. La peli pasó de tener un presupuesto de 3 millones de dólares (¡¡de la época!!) a menos de medio millón, esto fue cosa del productor italiano ya que Bava siempre fue un director que conseguía aprovechar al máximo los pocos recursos con los que solía contar y pensó que el director podría hacer brillar al máximo el ajustado presupuesto. Y aquí lo consiguió con ese pedazo de Jaguar negro que luce Diabolik y su escondrijo a lo bat-cueva (aprovechando decorados de Barbarella) y trucajes la mar de rudimentarios pero que dan el pego perfectamente. Hay que decir que unos años antes se filmó la trilogía de un personaje muy cercano y parecido como es el de Fantomas con Jean Marais y Louis de Funès, unas versiones fallidas que se quedaban en tierra de nadie, ni se decantaba por el género de acción/robos ni por el cómico con un De Funès contenido como nunca, pero no por eso exentas de interés.

capitán américa, the shadow, la sombra, spiderman
Metiéndonos de lleno en terreno americano y en los 70 apareció la serie de Wonderwoman con Lynda Carter, que bebía en exceso del Batman de los 60, con decorados coloristas de cartón piedra y disfraces sacados de la sección de oportunidades del Menkes. En 1975 se estrenó Doc Savage. El hombre de acero, cosechando un merecido fracaso. Spiderman con Nicholas Hammond también fue una serie de tv que aquí Columbia nos colocó 3 pilotos en los cines. Todos ellos flojos y aburridos con un traje igual de ridículo que los de cualquier peli heroica de la época y redes de portería de fútbol en lugar de telarañas. Por la misma época apareció la serie The Hulk con el tándem Bixby/Ferrigno, una serie de la que todos recuerdan las lentillas de colores, la peluca de Ferrigno y esos "efectos" calcados de La mujer biónica. Y que una década después el fallecido Bixby dirigió 3 telefilms más, en los que había apariciones de la Viuda negra, Daredevil y Thor, que si bien no acababan de dar el pego fue una apuesta valiente y muy original.
La apuesta fuerte fue Supermán, donde la Warner se dejó una pasta para hacer una adaptación a lo grande, con muchas caras conocidas en el reparto y unos efectos de primera línea. Luego todo ello fue degenerando en secuelas a cada cual peor, pasando por el gran fracaso que fue Supergirl. El éxito de la película de Donner fue tal que muchos intentaron subirse al carro, la serie El gran héroe americano es un claro ejemplo, que si bien hoy es de culto en su día no tuvo mucha aceptación. Otro caso es el de nuestro compatriota J. P. Simón con su Capitán Eléctric que pasó a llamarse Flash Man y finalmente acabó siendo Supersonic Man, de la que no voy a decir nada ya que está muy sobada, y siguiendo con el producto autóctono se podría citar a la muy sonrojante Las aventuras de Zipi y Zape con las apariciones de Los ángeles de Charlie, Sherlock Holmes o un Hulk de color morado y fondón, pero ahí nos alejaríamos del los superhéroes. Después del Super hubo intentos de bajos vuelos como El retorno del capitán invencible (con Alan Arkin y Cristopher Lee) o la impresionante (en el peor sentido de la palabra) Condorman de la Disney donde lo único medio decente era el cochecito camuflado dentro de una furgo que se gastaba Michael Crawford y para de contar, porque era terriblemente decepcionante ver a Condorman poco más de 15 minutos en todo el metraje. 

las aventuras de zipi y zape
Pasaremos muy de puntillas por Flash Gordon (feísmo en technicolor, que diría Quim Casas) que ya está muy manoseada e iremos hasta The Spirit, que por aquí se ha emitido alguna vez por tv y no he visto, pero viendo las fotos y sabiendo que está protagonizada por Sam J. Jones no puede ser nada bueno. Howard el pato fue el descalabro más grande de George Lucas, y con razón. La peli no hay por donde cogerla aunque, tengo que reconocer, que de pequeño rompí la cinta de tanto pasarme la escena que Howard atraviesa las paredes y aparece una pata duchándose.
Las dos pelis de La cosa del pantano no hicieron si no que reafirmar que el cutrerío tiene cotas insospechadas, aunque, eso sí, dieron rienda a una infantiloide serie de tv. La Cannon echó mano de Punisher, aquí llamada El vengador, donde ni se molestaron en darle una triste camiseta con calavera (según su director, Mark Goldblatt, porque hubiese quedado ridícula e infantil -sic-) al bueno de Dolph Lundgren, así que quitándole toda la parafernalia del cómic se quedó en una peli de justicieros muy de la productora. Y de mierda a mierda y tiro porque me toca, Las tortugas ninja fueron uno de esos fenómenos de los 90, basados en una serie de dibujos que, a la vez, se basaba en un cómic punk y que, como es norma, a cada continuación la decadencia era más patente.

condorman, capitan américa, spirit
Luego llegó un amago de resurgimiento del género a lo grande con Batman a la cabeza. Tal fue su éxito que la Warner hizo la serie The Flash pasándolo por el turmix oscuro y deudor de la peli de Burton, que a día de hoy a perdido y mucho, pero que en su momento fue bastante espectacular con sus efectos y decorados convirtiendo la serie en la más cara de la historia eso sí. Aquí salió el piloto directamente en vídeo y otro episodio doble donde Trickster,el villano, era encarnado por Mark Hamill.
También llegó El capitán América, de la que hubieron seriales décadas atrás y tuvo su serie de tv en los 70, donde lo más destacable era que el Capi llevaba un casco que, como mínimo, era extraño, llegó directamente a vídeo a través de la 21 Century (formada con los despojos de la Cannon), aquí distribuida por la terrible Record Vision, bajo la dirección de Albert Pyun y rodada en Yugoslavia e Italia por motivos de co-producción, así que imaginaos el despropósito. Muy muy aburrida, se nota que faltaba pasta (como en todos estos subproductos) y que hubieron muchos problemas de producción, pese a todo el traje del Capi no era excesivamente horrible, orejitas de plástico incluidas. Por nuestros videoclubs corrió ese trasunto del Doctor Extraño que fue la entretenida Doctor Mordrid de la Full Moon capitaneada por Charles Band. Y héroes retros también tenemos, Rocketter, The Phantom o La sombra son un claro ejemplo de que este tipo de personajes no interesan, todos fracasaron en taquilla aunque alguna se puede salvar de la quema. No, evidentemente La sombra arderá en los infiernos con Mulcahy al frente.


los 4 fantasticos Corman, Howard el pato, The punisher
Y no sé si merece la pena hablar de Los 4 fantásticos de Corman, que se rodó sólo para que la productora no perdiese los derechos y que circuló bajo mano. Algo parecido pasó en el 97 con el piloto de una posible serie llamada Justice League of America, que ni se llegó a emitir de lo malo que era. Una serie donde aparecen, entre otros, Flash o Linterna verde con unos disfraces a lo Power Rangers no podía acabar bien. Me supo mal porque estaba el bueno de Miguel Ferrer metido en el ajo. Y no, no encarnaba a ningún superhéroe, mal pensados. Tampoco tuvo mucha mejor fortuna el piloto de Nick Furia protagonizado por el borracho de David Hasselhoff, que si bien no era buena, no dejaba de tener su encanto, sobre todo por dejar de lado los efectos digitales y centrarse en las maquetas.
Luego ya vino la generación auspiciada por grandes productoras con X-Men o Spiderman al frente e hicieron elevar el género superheroico a un status de alta calidad, donde los subproductos se quedaron en la cuneta bifuminados por la importancia real de lo que realmente nos importa: las mallas y los calzoncillos por fuera.
¡He dicho!

martes, julio 24, 2007

Dragones y mazmorras (revisited)

Dragones y mazmorras

Nos encontramos en el clásico parque de atracciones. Tenderetes de chucherías y helados, montañas rusas, norias... seis amigos: Hank, Diana, Eric, Presto, Boby y Sheila, se disponen a probar una atracción llamada "Dragones y Mazmorras". Pero una vez que hayan subido a ella pasarán a otro lugar a través de una especie de agujero espacio-temporal, un lugar del que solamente podrán salir si siguen las instrucciones de un pequeño personaje llamado "el amo del calabozo" y consiguen derrotar a un ser malévolo llamado Venger, que controla el mundo al que han ido a parar. Para poder acabar con él, el Amo del Calabozo otorgará a cada uno un arma: Hank un arco que lanza una especie de flechas láser, Diana una pértiga, Eric un escudo indestructible, Presto un sombrero mágico, Boby un garrote que destruye todo lo que se pone en su paso y Sheila una capa con la que podrá hacerse invisible. Una vez equipados Hank y compañía se convertirán en el arquero, la acróbata, el caballero, el mago, el bárbaro y ¿la maga con la capa mágica? (de ésta no me acuerdo de su nombre de guerra).

Dragones y mazmorras nació en USA allá por el lejano año 83 y duró 3 temporadas. Después fue cancelada. ¿Los motivos? Parece ser que las audiencias habían bajado ligeramente y los grupos religiosos hacían presión para su cancelación, según ellos había demasiados elementos satánicos (sic) en la serie. Probablemente era más una cuestión que el nombre de la serie estaba muy ligado al juego de rol y ya sabemos que si juegas a rol eres un asesino en potencia. ¡El rol es el anticristo!
Por un lado mantiene la estructura clásica de muchas de las series de los 70 y 80. Todos los episodios están estructurados de la misma forma (aparece el amo del calabozo, les dice que se dirijan a cierto lugar, aparece Venger...), igual que en El equipo A, Masters del universo...
Luego, en todos los episodios se esperaba el desenlace (los chavales debían encontrar la puerta que les llevase a casa), esto ya pasaba en series como El fugitivo, El prisionero, Thundercats... y ese final nunca llegaba.
Hablando de finales, pese que hay gente que dice haber visto el episodio final donde vuelven a casa y tal, eso no es verdad. No existe tal episodio, igual que tampoco existe el primero. Me explico, en teoría el primer episodio debería ser el que vemos a los seis protagonistas llegar al parque de atracciones y montarse en la atracción. Pues ese episodio no se hizo, en el primer capítulo ya estaban en el mundo extraño ese. Podríamos decir que si sabemos lo del parque de atracciones es por la intro de cada episodio. 
Y, como decía antes, el final tampoco existe. La productora de la serie, sabiendo que tenía las horas contadas, se apresuró a escribir el último episodio. Y aunque se escribió, nunca se llegó a realizar. En este capítulo, titulado Réquiem, descubríamos que Venger era el hijo del amo del calabozo y finalmente se volvía bueno, transformándose en una especie de ángel, los chavales encontraban la puerta y cuando iban a cruzarla el amo del calabozo les dice que todavía hay que combatir el mal en su mundo y que les serían de ayuda, los chavales se miraban entre ellos y se acababa. Un final abierto.
Había leído en algún lugar que un grupo de fans americanos querían hacer este último capítulo aprovechando las técnicas que pueden llegar a ofrecer los diferentes programas de animación en la actualidad, pero de esta noticia ya hace unos cuantos añitos y no parece que haya prosperado mucho.

Dragones y mazmorras

En USA es una serie de culto y, evidentemente, proliferan las webs dedicadas a ella. Sólo viendo los episodios los fans han llegado hacer un supuesto mapa del mundo del que deben descubrir la salida los protagonistas. También han hecho multitud de especulaciones referente a la serie. Una de las que más me sorprendió es la que decían que la atracción de feria donde se montaban los chavales fallaba y tenían un accidente donde todos morían. Y habían viajado a ese mundo, que era el purgatorio, para ganarse el cielo. Esta hipótesis se basaba en que, en una de las temporadas, los títulos de crédito finales aparecía el final del recorrido de la atracción, los raíles de esta acababan en un muro de ladrillos. Cuanto menos es curiosa.

En España, creo recordar, la emitiría TV1 en el 85 o el 86 y era extraño que ningún chaval de la época no estuviera enganchado a ella. Evidentemente eran otros tiempos donde no habían parabólicas ni canales privados. Era la época buena de la tv y emitían series de dibujos los sábados y domingos después del telediario ¿Quién no recuerda aquella fantástica cancioncilla de los títulos de crédito?

Es extraño que actualmente no hayan vuelto hacer un remake de la serie, muchas que tuvieron éxito lo han tenido (He-man, Campeones...). Pero mejor no hablar de la película del mismo título protagonizada por Jeremy Irons. La verdad es que no la he visto pero viendo las fotos... mejor continuaré sin verla. ¿por qué no harían una peli basada en la serie? Hubiese sido un puntazo.

Dragones y mazmorras

sábado, julio 21, 2007

Estas galletitas me están dando una sed... (revisited)

seinfeldLa serie "Seinfeld" gira entorno a la vida de su protagonista, Jerry Seinfeld, un humorista que se dedica hacer monólogos, y a sus amigos: George Costanza, un amigo de la infancia; Elaine Benes, su ex-novia y Cosmo Kramer, su vecino.
En la serie no hay grandes tramas ni historia con moralina. Todo gira alrededor de los quehaceres cotidianos que puede tener cualquier persona. Desde buscar aparcamiento en un parking hasta hacer cola en una pastelería, pasando por ir a comprar un coche a un concesionario, ir a una fiesta de cumpleaños, quién puede aguantar más tiempo sin masturbarse (sic) o los problemas que pueden surgir al depilarse el pecho.
El hecho de que sus historias no hablasen realmente de nada hacía que "Seinfeld" fuera conocida como la serie sobre nada.
Aunque los episodios más famosos (el de buscar aparcamiento, hacer cola en un restaurante...) son realmente buenos hay un montón más de buenos episodios que quizás no dieron tanto que hablar en su momento.
Me viene a la cabeza aquel que Kramer, paseando por la calle, se encuentra en un container el decorado de un programa de tv y no se le ocurre otra cosa que montarlo en su casa, haciendo entrevistas a todo el que va a visitarle y utilizando un casete con efectos de aplauso y las sintonías del programa. O aquel que George compra sobres de mala calidad para las invitaciones de su boda y cuando su prometida los comienza a lamer para pegarlo se intoxica y muere. O el del festivus, el de los que piratean pelis del cine o el que todo el episodio pasa al revés.... la verdad es que hay un montón de episodios geniales que han pasado a la historia.

seinfeld
"Seinfeld"
fue creada, a finales de los 80, por su protagonista y gran valedor, Jerry Seinfeld, que ya tenía cierto reconocimiento como monologuista.

Sin ser una serie que tuviese mucho éxito en sus inicios fue ganando adeptos y su consagración definitiva fue cuando tomó el relevo de Cheers en el 93. Aquel cambio de horario de emisión, pasando de la tarde a prime time, le hizo subir como la espuma y la convirtió en la serie más popular, siendo sus dos últimos episodios los más vistos no sólo de aquel año, si no de los más vistos en la historia de la tv americana. Esto sucedió en verano del 98, Jerry Seinfeld decidió que la serie había llegado a un punto difícil de superar y era mejor acabar cuando todavía estaban en lo más alto, haciendo caso omiso a las espectaculares ofertas que le hacía la NBC para continuase una temporada más.

seinfeld
Actualmente, J. Seinfeld, está prácticamente retirado. Aunque hace unos años hizo una campaña de publicidad de una famosa tarjeta de crédito acompañado de Superman (que es su gran ídolo. En algún momento de cualquier episodio de la serie podíamos encontrar la imagen del hombre de acero, ya fuese como figurita, una pegatina, etc) y hará unos años produjo un documental (que evidentemente no hemos visto en España, ya que aquí solo vemos documentales si los firma M. Moore. ¡Que grande eres España!!!) llamado "Comedian" que consiguió muy buenas críticas y algunos premios por donde pasó. Aunque estas navidades volverá a primera línea ya que ha sido el encargado de doblar al personaje protagonista de la película animada "Bee movie" de Dreamworks, de la que también es guionista (con lo que espero diálogos brillantes y cínicos hasta la médula), donde los trailers, lejos de mostrar escenas animadas vemos a los actores de doblaje disfrazados de abejas. Sencillamente genial.





El resto del reparto todavía se están tirando de los pelos, ya que de haber continuado la serie un par de temporadas más hoy estarían nadando entre billetes gracias a los contratos millonarios que les ofrecía la NBC:
Julia Louis-Dreyfus (Elaine Benes) ya la habíamos visto en "Troll", o haciendo de mujer y madre de Jason Alexander y Elijah Wood respectivamente en "Un muchacho llamado Norte" y luego hizo algún papelillo en "Desmontando a Harry" de Woody Allen y ponía la voz en "Bichos". Aunque actualmente ha levantado cabeza con la serie "Las aventuras de Christine" que le ha reportado buenos índices de share y premios.
Michael Richards (Cosmo Kramer), cuando terminó la serie, le hicieron otra a su medida, The Michael Richards show, siendo el protagonista absoluto. En esta interpretaba a un detective privado más bien patoso donde volvía a repetir los tics que le hicieron famoso en Seinfeld. La serie no duró nada (apenas se rodaron 8 episodios) y fue cancelada por la poca audiencia que tenía. Luego lo vimos en "Este chico es un demonio", "Los caraconos", "No pierdas el juicio" y en un montón de telefilms.
Y Jason Alexander (George Costanza) tampoco salió muy bien parado e hizo pequeños papeles en "Un muchacho llamado Norte", "The paper, detrás de la notícia" o "Las aventuras de Rocky and Bullwinkle", ahora es un habitual de telefilms, aparecer brevemente en alguna serie (Malcolm, Friends) y pone la voz a insoportables muñecos de series infantiles.
Es curioso porque a pesar de "Seinfeld" ha tenido éxito en la mayoría de países donde se ha emitido, en España nunca tuvo mucha repercusión (Spain is diferent). Primero la emitió Antena 3. Pasó unos cuantos episodios en horas intempestivas y la dejó de lado. Finalmente la adquirió Canal plus y la emitió 2 veces entre los años 98 y 2003, y más tarde fue a parar a manos de Paramount comedy. Mención especial al doblaje español, donde la clavaron con las voces y eso hizo que ganará mucho, tanto por las expresiones de los actores de doblaje como por la traducción.

seinfeld

viernes, julio 20, 2007

Darling Nes (revisited)

nintendo, nes, ice hockey
Durante mi infancia ya había tenido varias game and watch (aquellas maquinitas de cristal líquido que solo tenían un juego y que, las oficiales de Nintendo, eran carísimas) e, incluso, había hechado mis partiditas a esos intentos de ordenador ultracutres con el famoso juego de los palitos. Pero no fue hasta principios del año 90 que a un amigo de clase, los Reyes Magos, le habían regalado un extraño artefacto llamado Nintendo Entertainment System, para los amigos NES. Y claro, cuando me puse a jugar al invento entré en extásis. Una máquina que se conectaba a la tv, podías jugar a juegos diferentes y, además, poseía unos mandos con los que controlabas todo. No tenías que esperar media hora para hechar tus partiditas como en mi Spectrum 128 con sus cintas de cassette. Simplementes introducías el juego, le dabas al On y la tele se llenaba de muñequitos llenos de colorines y musiquillas que hacían que te teletransportaras a otra dimensión. La dimensión Nintendo.

martes, julio 17, 2007

Twin Peaks (revisited)

twin peaks, david lynch, laura palmer  
Si alguien está viendo la serie o tiene pensado verla, mejor que no siga leyendo porque, aunque intentaré no dar más detalles de la cuenta, Twin Peaks es una serie que, para ser disfrutada al cien por cien, merece ser visionada lo más virgen posible y saber lo mínimo de ella. Bueno, cualquier peli, libro, serie, etc se disfruta y sorprende más cuando no sabemos nada, pero esta serie aún más.
Twin Peaks, un pequeño pueblo situado en Washington, cerca de Seattle y la frontera con Canadá. Una mañana encuentran el cadáver de una joven. Se trata de Laura Palmer, la chica más popular del pueblo. Esa misma mañana encuentran a otra chica, semidesnuda, con signos de haber sido atacada, deambulando. Dada las similitudes con otro asesinato ocurrido un año antes, el FBI manda al agente especial Dale Cooper a que investigue el caso. Una vez en el pueblo, Cooper, se dará cuenta de que Laura Palmer no era la chica perfecta que todos creían, ni que los habitantes de Twin Peaks tienen la vida tranquila y agradable que aparentan.

twin peaks, david lynch, laura palmer
Dicen que Twin Peaks revolucionó las series de tv. Pero no fue de una manera inminente tras su emisión, las que más bebieron de ella, bajo mi analfabetismo de series, podrían ser "Doctor en Alaska", "Picket Fences" o "Expediente X". Ahora, 15 años después, es cuando parece que las actuales series usan muchas referencias de TP, ya sean "Lost" o esa estupenda (salvo el último episodio) serie de animación llamada Paranoia Agent e incluso videojuegos como "Alan Wake" o "Deadly Premonition".

Siempre que se habla de Twin Peaks se dice que es la serie de David Lynch. A Lynch le corresponde el 50 por ciento de la serie, el otro 50 es de alguien que siempre estuvo en la sombra, Mark Frost. Frost era un importante guionista de series de tv, que, sobre todo, consiguió cierta notoriedad con su participación en "Canción triste de Hill Street". Más tarde se encargaría de la adaptación al cine del libro de "Los creyentes" y más actual es el libreto para "Los 4 Fantásticos".

La historia de la serie empieza cuando Frost y Lynch presentan a la ABC la serie, pero la cadena de tv prefieren rodar primero un piloto. Lo ruedan en 3 semanas, el lugar que sirvió como modelo y en el cual se filmaron los exteriores se llama Snoqualmie Falls (actualmente se hacen ahí muchas convenciones de fans y es visita obligatoria para los peakers, que es como se llama a los seguidores de la serie) los interiores se rodarían en Washington y en Abril de 1990 es emitido en tv después de una gran campaña de publicidad y de haber recibido excelentes críticas en los pases de prensa. El piloto es un éxito de crítica y público y la serie tira adelante.
Hay que decir que el episodio piloto fue lanzado en vídeo en muchos países europeos, con un final filmado exclusivamente para esta edición que no tenía absolutamente nada que ver con el desenlace de la serie (en España fue lanzada por Warner con el título de "Asesinato en Twin Peaks"). Este material extra luego sería aprovechado en los siguientes episodios.
La Twin Peaksmanía había nacido. Y, evidentemente, apareció un montón de material para saciar el hambre de los fans: tartas de cereza, tazas de café, libros, la banda sonora, cromos, cintas de casete con las notas que Cooper le manda a su secretaria... Incluso se llegó a entablar conversaciones con una compañía tan chusquera como la americana Hi Tech Expressions para que desarrollara un videojuego para la Nintendo 8 bits (Nes), pero la efímera fiebre por la serie hizo que no acabara saliendo.
En España la serie es un exitazo. La campaña de publicidad que se montó Telecinco fue arrolladora (recibió un montón de premios en festivales de publicidad), metiéndonos el "¿Quién mató a Laura Palmer? hasta en la sopa. Audiencias que superaban el 50 por ciento de share hacían que la mayoría de los programas de "tu pantalla amiga" hablasen de la serie (igual que hoy hacen con los Grandes hermanos). Hubiese sido bonito ver el corrillo de la Campos hacer pesquisas para descubrir al asesino. El que si lo intentó fue el amigo Rappel, pero el día que vaticinó el asesino debió de tener la bola sucia porque no acertó (es más, fue de listo y se quiso apuntar un tanto haciendo suya una teoría que circulaba por USA dando como asesino a un personaje que no era). Incluso Garci hizo un programa especial donde analizaba la serie. (Lo que pagaría por verlo!!!).

twin peaks, david lynch, laura palmer
Algunos han estructurado la serie en dos partes. Desde el piloto hasta el episodio 17 donde se desarrolla toda la investigación del caso Palmer y del 18 hasta el final. Yo iría un poquito más allá y la clasificaría en tres partes: del piloto al 17, del 18 al 23 (sin duda los peores episodios de la serie, donde los personajes deambulan sin una historia mínimamente interesante que contar) y del 24 hasta el final (donde nos encontramos a la némesis de Cooper, Windom Earle, y comienza la parte de las logias).
Como muchos saben, a Lynch nunca le interesó demasiado llegar al desenlace de la serie. Es decir, mostrar al asesino de Laura Palmer. Pero la presión de la ABC hizo su efecto y tubo que abdicar. Mucha gente opina que si la serie hubiese acabado en ese episodio 17 hubiese sido el final perfecto para Twin Peaks. La misma gente que es bastante reacia a la última parte de la serie donde aparecen las logias, la habitación roja tiene un protagonismo mayor y, en definitiva, el aspecto sobrenatural de la serie recoge el testigo a la historia de detectives de cine negro que tenían los primeros episodios. Para mí el único fallo de la serie fueron esos episodios intermedios (unos episodios que, probablemente, se cargaran un montón de audiencia) que querían tomarse su tiempo para llevar la serie a otros cauces. Si en lugar de 5 episodios hubieran utilizado 1 o 2 no se notaría tanto ese agujero. No olvidemos que Twin Peaks no dejaba de ser un culebrón disfrazado de serie de misterio y era imprescindible que el ritmo de las tramas no decayese. Es curioso que el gran público atribuye a Lynch ese "roto" en la serie, pero, casualmente, ese bajón se produce cuando se dedica a rodar "Corazón salvaje" y deja la serie de lado.
Después de un arranque espectacular la audiencia de la serie comenzó a caer. Los motivos mil veces comentados: cambios de horario, los informativos de la guerra del Golfo, el resolver el leimotiv de la serie (¿quién mató a Laura Palmer?)...
Cuando quedan 6 episodios la ABC cancela la emisión. Lynch comienza aparecer en programas de tv para invitar a los seguidores que hicieran presión. Finalmente la presión hace efecto y los últimos episodios son emitidos. Eso sí, de mala manera y maltratados por la cadena.
Al finalizar la serie muchas cadenas se interesan por comprar la serie y continuar con ella (entre ellas la Fox o Silvio Berlusconi) pero no se llega a ningún acuerdo. Probablemente porque Lynch ya no estuviese interesado en continuar con ella o pensase que el público era quien ya no estuviera interesado.
Pero lo que sí tenía interés para Lynch era volver a Twin Peaks antes del asesinato de Laura Palmer. Ahí nació Twin Peaks. Fuego camina conmigo (en algunas versiones se subtituló como El diario secreto de Laura Palmer). Mark Frost se desentendió del proyecto alegando que a él no le interesaba la precuela, sino continuar donde se acabó la serie. El resto del cast sí participó en el film (aunque muchos no aparecieron en el montaje final, donde hay más de 1 hora de metraje que no se ha visto, y veremos si sale a la luz, ya que hay un problema de derechos entre la distribuidora y la productora) a excepción de Lara Flynn Boyle y Richard Beymer que no veían con buenos ojos el guión.

twin peaks, david lynch, laura palmer
Fuego camina conmigo es una película que me trae sensaciones extrañas. Por un lado como película de Lynch me gusta, pero, en cambio, como seguidor de Twin Peaks no me gustaba hasta hace poco, que a fuerza de revisionarla he sabido apreciarla. Aunque debo de admitir que soy más partidario de una secuela (no olvidemos la cantidad de historias abiertas que quedaron en el gran último episodio) que de una precuela (donde ya sabemos de sobra mucho de lo que pasó a raíz de la serie).
La película, que fue presentada y vapuleada en Cannes, tuvo una horrible acogida (en USA solo consiguió 4,16 millones de dolares) y en algunos países, como España, no se llegó a estrenar ni en vídeo. Solo en Japón e Inglaterra tuvo una acogida aceptable.
En la época que se hizo Twin Peaks las grandes estrellas no eran amigos de prodigarse en las series de tv, es por ello que la serie no tenía grandes estrellas del momento (muchos tuvieron su momento de gloria, pero años atrás). Lo que más me sorprende es que ninguno consiguiese dar un gran salto después de la tele. Es más, alguno mantiene el encasillamiento de la serie. Por ejemplo MacLachlan, que cada vez que se le nombre aparece la famosa coletilla de "el agente Cooper de Twin Peaks".

Igual que en los telefilms o pelis de serie B hagamos un "como acabaron todos":

Kyle MacLachlan, ya había hecho Dune, Blue velvet y Hidden. Parece que Twin Peaks en lugar de darle el espaldarazo definitivo lo acabó de hundir. Después de la serie apenas ha hecho algo realmente destacable, un montón de telefilms, hacía de malo en Los picapiedra (con cara de darme el cheque que yo me las piro), Fuego camina conmigo (a regañadientes porque no quería hacerla y solo accedió a participar si su actuación se limitaba a 5 días de rodaje), El efecto dominó, The doors, Showgirls (donde fue nominado a peor secundario en los razzie). Incluso fue tanteado para cubrir la baja de David Duchovny (que tuvo uno de sus primeros papeles importantes en Twin Peaks haciendo de un agente del FBI travesti) en Expediente X.
Actualmente se dedica a ir de Guest Star por series como "Sexo en NY", "Mujeres desesperadas" o en miniseries como "La isla misteriosa".
Michael Ontkean, el sheriff Truman es el ejemplo de la mayoría de los actores que participaron en la serie. Apenas había hecho nada destacable, lo único importante fue un papel en El Castañazo, papel que le dieron porque era un gran jugador de hockey. Después de la serie ha hecho telefilms para parar un tren.
Lara Flynn Boyle, participó en Poltergeist 3, Wayne's World, Happiness u Hombres de negro 2, la mayoría eran papeles secundarios o poco destacados.
Sherilyn Fenn, la chica que hacía nudos con la lengua con los rabitos de las cerezas e iba de femme fatale tampoco llegó a ningún sitio. Hizo un papel minúsculo en Corazón Salvaje y muchas pelis que pasaron sin pena ni gloria. También protagonizó una serie llamada "Enganchada", donde salía Mario Van Pebbles que en su momento la pasaron en tv3 a la 1 de la madrugada. Evidentemente la serie, una comedieta con ciertos toques eróticos, es un bodriete destacable. Aunque lo mejor de todo era su argumento: la vida de una ex-estrella de un serial nocturno que ha tocado fondo en su vida profesional y personal
Ray Wise, el papá de Laura Palmer era el clásico "Guest star" de un montón de series: Sensación de vivir, el equipo A, El espantapájaros y la Sra. King, Star Trek, Los ángeles de Charlie, Remington Steele... la lista es interminable. También lo vimos en Robocop, La grieta de Piquer Simón, en Jeepers Creepers 2 o hace poco una muy buena peli de terror con muchas conexiones con Lynch como es Dead end.
Sheryl Lee, la pobre Laura Palmer no pasó la prueba del algodón y siguió la estela de sus compañeros. Un montón de telefilms y algunas pelis sin ningún tipo de interés. A destacar la gran Vampiros de Carpenter. Como curiosidad decir que interpretó al fantasma de una joven en el piloto de Mujeres desesperadas, pero al final la sustituyeron por Brenda Strong.
Heather Graham, es curioso que la novieta que se echaba el agente Cooper para hacer las noches más entretenidas en su habitación del Gran Hotel del Norte, pese a salir al final de la serie y poco es la que mejor panorama cinematográfico tiene. Boogie nights, Scream 2, Perdidos en el espacio (glups!), Austin Powers 2, Bowfinger o Desde el infierno son buenos ejemplos de que a veces es mejor tener un papel poco destacado en una serie que ser el protagonista y quedar encasillado por el resto de los días, aunque actualmente anda un poco perdida.
Jack Nance, el simpático personaje que encontraba el cadáver de Laura Palmer era amigo personal de Lynch desde tiempos remotos y apareció en todas sus pelis (a excepción de El hombre elefante) hasta que en el 96, poco después de hacer Carretera perdida, le volaron la cabeza en un atraco mientras estaba comprando en un súper.

twin peaks, david lynch, laura palmer
David Lynch, ha hecho lo que ha hecho. Todos conocemos la carrera del James Stewart de Marte y no vale la pena recordarla. Lynch merece un artículo para él solito.
Mark Frost, después de Twin Peaks se apuntó al mundillo de las teleseries pero no acabaron de cuajar sus proyectos. Partió peras con Lynch y disolvieron su productora Lynch/Frost Productions. Ahora le ha dado por escribir libros, y parece que le va bien, e incluso ha comentado la posibilidad de escribir una continuación de TP. Además ha producido un buen número de series de tv de dudosa calidad y ha participado en el guión de las dos entregas de "Los 4 fantásticos".

twin peaks, david lynch, laura palmer

domingo, julio 15, 2007

Mii Wii

wii, nintendo Desde el mes de abril tengo la Wii en casa y, probablemente, sea la única de esta nosecuanta generación (X360, P3) que posea, entre otras cosas porque no quiero gastarme mucho dinero en un pequeño vicio que apenas le debo dedicar 3 o 4 horas a la semana como máximo y por cuestiones de espacio. Aunque lo digo con la boquita pequeña porque nunca se sabe.
Y aunque hacía unos meses que tenía la última Nintendo no ha sido hasta ahora que he comenzado a darle un poquito de caña.

Lo primero que salta a la vista de la consola es su pequeño tamaño, sobre todo si la comparamos con esos bicharracos que son la X360 o la Play3, su diseño totalmente minimalista influenciado claramente por los EMac's, y sus tapitas que pasan desapercibidas con la intención de ocultar las conexiones de los mandos de la Game Cube y sus tarjetas de memoria. Y es que la Wii una de las pocas funciones que tiene, aparte de usar sus propios juegos, es la de aprovechar los de la anterior consola. No nos engañemos, técnicamente no deja de ser una Game Cube tuneada y poco más. También se puede ver las fotos de la cámara digital a través de las tarjetas de memoria SD y conectarte a internet con el navegador Opera (que hasta hace poco era gratis, ahora hay que pagar 8 o 10€). Ni podremos ver pelis en DVD (¿qué es eso del Blu-ray?), ni escuchar música ni nada de nada.

En cuanto a la conexión nos encontramos con los escasos canales propios de Nintendo que todavía está muy verde en este aspecto: canal noticias, canal tiempo, canal opiniones (encuestas chorras en plan ¿qué te gusta más la playa o la montaña?) y la consola virtual. Este último canal es lo único que podría salvarse de la quema; poco a poco van colgando juegos antiguos de la Nes, SuperNes, Megadrive, Turbografx y Nintendo 64. Esto es una iniciativa cojonuda, salvo que se han pasado con los precios, un juego de Nes 5 euros, uno de 16bits 8€ y los demás por 10 eurazos. A eso hay que añadirle que no se han currado la emulación y algunos juegos dan problemillas. Pese a todo, como soy un nostálgico, me haré con algún Final Fight o un Ghouls 'N Ghosts que siempre molan. Otra de las gracias de Nintendo es que para poder disfrutar de estas roms hay que pasar por caja y comprarse un mando especial, con el de la Wii sólo le sacaremos partido a los de la Nes. Y ese es otro punto que quería tocar, y es que pese al ajustado precio de la consola hay que desenvolsarse unos pluses como son las tarjetas de memoria (ya sean las SD de los nuevos juegos o las antiguas de la Game Cube para la misma) o el adaptador por si queremos conectarnos a internet a través de un módem de cable; por no hablar del precio del mando, 40 eurazos ¡¡munchaku aparte!! Y hablando del mando, este es bastante interesante, aparte de tener su función de vibración lleva un altavoz incorporado, detalle que ayuda a meterse más en los juegos.

wii, nintendoYo luzco con orgullo mi camiseta Wii

Ahora vamos a lo que nos interesa, que son los juegos programados para la consola.
Hasta no hace mucho sólo había catado el Wii sports, que es el que te regalan. Lejos quedan aquellos tiempos de la SuperNes que te daban una obra maestra como el SuperMario World, ahora da gracias que te den un jueguecito, que si te pones tonto te dan una cutre-demo o ni eso.
El juego sirve para hacer un poco el tonto con los amigos y acostumbrarse al mando y poco más.

Luego me hice con el tan cacareado Red Steel. Antes de hacerme con él me informé bastante, ya que es archiconocido que el juego se sacó demasiado deprisa y no estaba pulido del todo. Pero pese a todo había gente que le daba un voto de confianza. Así que me hice con él y, sin duda, fue una magnífica decisión. Un shooter en primera persona que tiene muchísima acción, una banda sonora ACOJONANTE y tiene una buena historia detrás, y, si me apuras, con su puntito Kill Bill. Si que es cierto que tiene algunos fallos de programación pero que tienen que ver más con la poca interacción con los escenarios que otra cosa. Pese a todo, los 60 eurapios que cuesta me parecen excesivos, sobre todo siendo un juego no demasiado largo. Yo preferí no gastármelos y me lo pillé de segunda mano, ahorrándome unos cuantos €. Y ya están preparando la segunda parte que espero amb candeletes.

Y por último, el otro día me pillé el Mario Strikers Charged Football, junto con el Pokemon, el primero que tiene opción on-line. Si el Red Steel me sorprendió muy gratamente este me dejó frío, sobre todo por las expectativas que tenía, mezclar Mario con fútbol tenía que ser el no va más. Para empezar el control no me acaba de gustar, y es que no termino de cogerle el punto. El juego sigue el cachondeo de los Mario Kart, mucho ritmo, partidos de apenas 3 minutos, disparos especiales, escenarios con mogollón de variedad e items para molestar al rival. Ya le he hecho mis pinitos jugando on-line, con un balance de 2 victorias y 4 derrotas. El primer partido el oponente, sin ser un crack, era mejor que yo y me ha ganado sus 2 partidos (hay que decir que los duelos son al mejor de 3); el segundo era pardillo como yo y lo he fulminado con cierta autoridad; y el tercero sin ser nada del otro mundo me ha ganado gracias a que yo estaba más pendiente de irme a comer y que el tío ha basado su táctica a meter segadas a tocho mocho (una opción la mar de respetable, no se me vayan a enfadar).
Ahora sólo podemos esperar que nuevas sorpresas nos deparan los próximos títulos (Guitar hero, Trauma hospital, Marios por doquier y Residents evil) aunque me parece que los únicos que valdrán la pena serán los que programe la propia Nintendo o alguna cosa eventual como el Red Steel.
El tiempo lo dirá.

wii, nintendo

viernes, julio 13, 2007

Canciones de verano

Un día tengo que dedicarle un articulillo a los Bravos, grupo molón donde los haya o donde los ha habido, mejor dicho. Aunque más que ha ellos a las películas que protagonizaron, auténticas reliquias psicotrónicas que son tan absurdas que automaticamente pasan a ser coñas marineras elevadas a estatus de adoración y/o de culto.

Para ir haciendo boca:


Breve historia de las aventuras gráficas (revisited)

monkey island 
Hace bastantes años, cuando los Pc's comenzaban asomarse por nuestras casas y los Spectrums, Msx y similares agonizaban, hubo un género que vivió su época dorada. No hay que ser muy listo para adivinar que me estoy refiriendo a las aventuras gráficas (lo pone en el título del artículo, más claro el agua).
Las aventuras gráficas fueron la evolución natural de las aventuras conversacionales (estás, a su vez, probablemente, lo fuesen de aquellos libros de "elige tu propia aventura" y similares). Juegos que, a lo sumo, tendrían 3 o 4 gráficos estáticos y todo se basaba en ir escribiendo las acciones que queríamos realizar. Evidentemente eran juegos chunguísimos, ya no por la dificultad que le hubiesen puesto los programadores sino por tener que escribir las frases de forma exacta, a veces, incluso, en inglés.

Bueno, volvamos a las aventuras gráficas.
Con la aparición de ordenadores más potentes como los 486 y demás, los programadores pueden lucirse mucho más en los apartados visuales y sonoros de los juegos. Y entre muchos de los géneros que se ven beneficiados nos encontramos con las aventuras gráficas (a partir de ahora AG). Juegos en 2d donde tendremos que dirigir a nuestro personaje dándole ordenes para que utilice los objetos que irá encontrando por el camino para ir resolviendo los rompecabezas que iremos encontrando. En la interfaz nos encontrábamos un apartado donde aparecían las acciones que nuestro personaje era capaz de realizar (del estilo de "hablar", "mirar", "empujar") y a la vez que un inventario donde teníamos los utensilios que íbamos adquiriendo (desde dinero hasta un mono, pasando por un látigo, una jarra de grog y cualquier cosa imaginable). Por ejemplo, para abrir una puerta seleccionábamos "usar llave con puerta". Dependiendo del juego este apartado podía ser diferente, pero probablemente el más famoso (personalmente mi favorito) era el que solían utilizar los de la compañía Lucas arts que recibía el nombre de Scumm (Script Creation Utility for Maniac Mansion) que fue creado para el Maniac mansion (del que existe una serie de tv muy chunga hecha en Canadá y que aquí Antena 3 la programó en los primeros 90 bajo el título de Vecinos chiflados), allá por el lejano año 1987, y después se utilizó en varias AG. Con este sistema no hacía falta utilizar el teclado para jugar, con el ratón lo hacíamos todo. Y aunque a día de hoy este detalle pueda parecer una chorradilla en su momento fue toda una revolución a la hora de jugar.

Day of the tentacle Pantalla del "Day of the tentacle", en la parte inferior podemos ver el famoso sistema Scumm

Entre finales de los 80 y principios de los 90 aparecerían un montón de AG para contentar a los fans: Monkey Island y secuelas, Indiana Jones, Larrys, Simon. The sorcerer, Dig, Gabriel Knight.... y un montón más.
Hubieron muchas compañías que lanzaron sus propuestas pero, básicamente, fueron dos las que se llevaron el gato al agua (al menos son las más recordadas): Lucas Arts y Sierra.
Por un lado teníamos a Lucas Arts (anteriormente conocida como LucasFilm Entertainment, propiedad del Sr. George Lucas) con sus franquicias de los Monkey Island's e Indiana Jones a la cabeza. Aunque luego tenía un catálogo excelente (Loom, Day of the tentacle, Dig o Grim Fandango).
En el otro lado del cuadrilátero estaba Sierra con sagas como las de Larry, Gabriel Knight, Police quest o Space quest.
Cada compañía tenía sus sagas y diferentes formas de enfocar los juegos. Mientras que en las de Sierra podías morir en las de Lucas Arts esto no pasaba (excepto en las primeras: Maniac Mansion y Zack McKraken). Eso no quiere decir que estas últimas fuesen más fáciles, también tenían su punto de dificultad con puzles que, a veces, tenían una solución muy poco lógica.
Estas diferencias hacían que determinados jugadores fuesen partidarios de una u otra compañía. Algo así a la rivalidad que hubo en la época de la Megadrive y la Supernintendo.


monkey islandTú eres cola yo pegamento

LARRYEl chulopiscinas de Larry intentando pillar cacho

 
¿Será cierto lo que ven mis ojos? ¿Christopher Lloyd protagonizando su propia Ag?
 
Pero no todo venía de fuera. Aquí, en la España más cañí también tenemos nuestro producto autóctono. Desde la Abadía del crimen (aventura que versioneaba "El nombre de la rosa" para los ordenadores como Comodore, Spectrum, etc) Alfred Pelrock, Dráscula o Igor objetivo Uikakohonia que tenían cierto encanto y se notaba un gran esfuerzo técnico (sobre todo en estas dos últimas). Compañías como Alcachofa Soft o Péndulo hicieron juegos que, aquí, nadie recuerda, pero fuera de nuestras fronteras son considerados de culto. 

drásculaNo, no es Brácula. Es Dráscula, con D de diodeno
 

Allá a mediados-finales de los 90's el genero pasó de las 2D a las 3D y dejando, cada vez más, de lado el uso exclusivo del ratón. A partir de ahí se comenzó a cavar la tumba donde descansa este genero.

Y bien, seguro que alguno se estará preguntando: "Y si eran tan buenos este tipo de juegos, ¿por qué desaparecieron?" Bueno, según mi forma de ver la situación, las AG no desaparecieron, simplemente mutaron, evolucionaron, derivaron a (cada cual que elija el adjetivo que más le guste) a los actuales juegos de "aventura-acción" a lo Tomb Raider, Resident evil, Silent Hill y demás. De las misma forma que las nuevas tecnologías de los 80's propiciaron la aparición de las AG las que aparecieron en la siguiente década hizo lo propio con nuevos géneros. Evidentemente estos juegos poco o nada tienen que ver con las añoradas AG. No dejan de ser subgéneros que han pasado a convertirse a géneros propios (hace 15 años -joder, como pasa el tiempo- no existía los survival horror, por ejemplo).

Hoy en día, los freaks de este tipo de juegos y/o los que queremos recordar épocas pasadas tenemos que tirar de lo que se programó años atrás. 

maniac mansion, vecinos chiflados
Por último permítanme dedicarle un minuto de silencio a este difunto genero. Descanse en paz.